Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Luisma Murias

Marco: el ejemplo de cómo romper con el estigma de la acondroplasia

El ovetense de cuatro años será uno de los primeros asturianos en entrar en un ensayo clínico: “Es un niño feliz”

El ovetense Marco Rodríguez tiene 4 años y quiere ser gruista y policía cuando sea mayor. Su hermana, Clara, tiene 7, y ha asumido con gusto su papel de hermana mayor, así que no duda en defenderle a gritos en el parque si algún niño idiota se mete con su estatura. Porque Marco tiene acondroplasia, una condición aún mal denominada socialmente como “enanismo” y que sigue siendo foco de chistes, miradas y comentarios fuera de lugar. Por suerte, la lucha de este colectivo, abanderado desde Gijón por la Fundación Alpe, referente a nivel nacional, empieza a dar ahora pasos de gigante. Alpe logró que los primeros cuatro ensayos clínicos para dar con un fármaco contra este enfermedad genética se estén realizando en España, y Marco será uno de los primeros en participar en uno de ellos. Mientras, la otra pelea sigue siendo un estigma ya incomprensible. 

Compartir el artículo

stats