Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Juan Plaza

Fogones Kilómetro Cero: El pan de Ibias que triunfa en La Nueva Zamorana

Los hermanos Méndez, tercera generación del negocio, lo han ampliado a Gijón, donde se ganan la confianza de restaurantes como La Nueva Zamorana, a la que llevan sus hogazas frescas en cualquier momento

Los hermanos Alberto y Mario Méndez Rico llegaron al mundo con un pan bajo el brazo. Más bien con un pan debajo. «Nacimos dentro de un obrador», resumen con humor mientras se explayan para hablar de su oficio, el de panaderos. «Nosotros no sabemos trabajar de otra manera, lo hacemos todo como se hacía antes y como vimos en casa», sostienen.

Son estos hermanos, junto a sus primos, la tercera generación al frente de Pan de Ibias, una panadería de las de toda la vida en Folgoso, en el concejo que le da nombre y cuyo origen se sitúa en un antiguo molino maquilero en el que su abuelo Manuel molía para todos los vecinos de la redonda (a cambio estos pagaban con la maquila, una parte del grano a cambio de la molienda), a los que la abuela Virginia horneaba de vez en cuando pan. A principios de los años 80 sus hijos Baldomero y Manuel (tío y padre de Alberto y Mario) decidieron profesionalizarse y abrieron un pequeño obrador. El negocio creció y subió como el pan, porque aparte se seguir horneando en Ibias lo hacen también en Gijón, con un gran obrador en Tremañes. 

Compartir el artículo

stats