Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Amor Domínguez/ Irma Collín

La fuente que cambió la historia de Xin y Lin

La pareja triunfa con un restaurante oriental en pleno bulevar de la sidra: "Queremos fusionar comida japonesa y asturiana"

Un viaje por Asturias en plena pandemia marcó su futuro. El destino quiso que tras una comida en la calle Gascona de Oviedo descubrieran un local en alquiler pegado a la fuente de Foncalada. "En nuestra cultura las fuentes traen mucha suerte así que no dudamos en venirnos aquí". Él, catalán de nacimiento, trabajaba en una tienda de lujo y ella se ocupaba de las relaciones con Oriente en una asesoría. "La gente es muy amable y nos han recibido muy bien. Ahora queremos fusionar nuestros platos con productos asturianos". Ya han probado a mezclar chosco de Tineo o queso de Pría en algunas de las recetas de su carta. "Lo único que no tenemos es sidra, aunque lo pensamos", bromea Jordi Lin.

Compartir el artículo

stats