Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Irma Collín

La increíble historia de superación de "Simona"

La profesora Beatriz Cimadevilla presenta hoy en la Universidad un estudio pionero sobre empatía animal con un can por primera vez entre el público: "Su historia demuestra que tienen capacidad de resiliencia como los humanos"

"Simona" es una perra con una historia increíble de superación. Ocurrió en Chiclana (Cádiz) hace seis años. A "Simona" le abandonó su dueño, un cazador, al quedar atrapada en una trampa, de la que logró salir, tras horas o incluso días, comiéndose su propia pata. La encontraron deambulando por una carretera, la operaron y salió del quirófano sin una extremidad y sin sus cachorros (estaba preñada). Pero sobrevivió y ahora es feliz en Asturias con su familia de adopción.

"Simona" será el primer animal de compañía (al menos que conste y sin ser perro guía) en asistir a una tesis doctoral de la Universidad de Oviedo. Lo hará hoy, a las 11 horas, en la Facultad de Filosofía y Letras con motivo de una investigación pionera titulada "Una nueva filosofía de la educación: la empatía animal" y realizada por la profesora Beatriz Cimadevilla. "‘Simona’ es la mejor prueba de que los animales son seres sintientes y tienen capacidad de resiliencia como los humanos", afirma Cimadevilla, que hace nueve años cambió "de vida" a raíz de su experiencia con "Tita", su primera perra. Ella le hizo reflexionar y sumarse a la corriente animalista. En la actualidad, esta ovetense, con trayectoria en el mundo del arte, es profesora de la Facultad de Formación del Profesorado y Educación, en donde ha dirigido las primeros trabajos fin de grado sobre empatía animal y expresión plástica, su especialidad.

Compartir el artículo

stats