Asturias espera 130.000 desplazamientos durante la operación 'Retorno del Verano'

La DGT pone en marcha el último operativo especial de tráfico, desde el viernes 28 hasta el lunes 31

27.08.2015 | 14:31

La Dirección General de Tráfico pone en marcha el último operativo especial de tráfico del verano 2015, con el dispositivo "Retorno de verano", que comenzará desde las 15.00 horas del viernes 28 de agosto hasta las 24.00 horas del lunes 31 de agosto, con el fin de regular, ordenar y vigilar el tráfico, así como velar por la seguridad de los 130.000 desplazamientos previstos en Asturias.

Según explica Tráfico en una nota de prensa, durante los tres días y medio de operación coincidirán en carretera los ciudadanos que regresan de sus vacaciones, con aquellos que las comienzan y con los que se desplazan a disfrutar del fin de semana.

Por este motivo, se producirán desplazamientos de retorno desde las zonas turísticas de costa y descanso hacia los grandes núcleos urbanos --previéndose un regreso escalonado durante todo el periodo de operación, en especial el domingo--; desplazamientos de salida hacia las zonas turísticas de costa de aquellos que comiencen sus días de descanso; desplazamientos habituales de un fin de semana estival y desplazamientos en los principales ejes y pasos fronterizos generados por aquellos ciudadanos que retornan hacia sus países europeos de residencia habitual.

Con todo este flujo de vehículos en carretera, la DGT ha establecido una serie de medias de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico, con el objetivo de facilitar la movilidad y fluidez de los distintos usuarios de la vía y velar por la seguridad de todos ellos.

Así, se instalarán de carriles adicionales y reversibles con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades; se restringirá la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas; se paralizarán las obras en las carreteras y se diseñarán itinerarios alternativos recomendados según origen y destino, para evitar la zona centro.

Del mismo modo, se realizarán controles de alcohol y drogas en cualquier tipo de vía y a cualquier hora, así como la vigilancia del cumplimiento de las normas de circulación a pie de carretera y desde el aire con los 8 radares Pegasus de los que dispone la DGT.

10.000 AGENTES

Además, Tráfico recuerda los medios humanos disponibles. En este caso, son alrededor de 10.000 los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, a los que se sumarán miembros de la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana, quienes velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera, auxiliarán a los conductores que lo necesiten y vigilarán que se realice una conducción segura, de acuerdo a las normas de circulación.

La DGT indica que este dispositivo tendrá verdadero sentido si la totalidad de los distintos usuarios de las vías son conscientes de la responsabilidad que tienen cuando se ponen en carretera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine