Primer vendaval del otoño

Rachas de hasta 121 kilómetros por hora derriban un árbol en Langreo y un cartel sobre la autovía en Cudillero, mientras la temperatura sube hasta los 28 grados

05.10.2015 | 08:37

Que el otoño iba a ser un poco más cálido de lo normal ya lo había avisado Meteorología. Ayer se cumplió el vaticinio con creces, porque las temperaturas alcanzaron los 28 grados en varios puntos, como Gijón o Piloña, 27 en Mieres y 26 en Oviedo. El bochorno no impidió que en algunos momentos descargase algo de lluvia, coletazos del temporal de la costa occidental gallega.

El calor en Asturias se debió a los fuertes vientos del Sur que azotaron a lo largo de toda la mañana buena parte de la región, sobre todo las zonas altas de la Cordillera, como el concejo de Cabrales, donde se registraron rachas de 121 kilómetros por hora, o el puerto de Leitariegos, donde se alcanzaron los 96. El viento se dejó sentir también en la costa. Así, la estación meteorológica de Cabo Busto, en el concejo de Valdés, alcanzó rachas de 89 kilómetros por hora.

Este viento causó algunos estragos. En La Felguera (Langreo), las fuertes rachas registradas a lo largo de la mañana terminaron derribando, después del mediodía, un árbol de grandes dimensiones en plena zona centro de la localidad, concretamente en la calle Marqués de Bolarque. A esa hora caminaban varias personas por la calle, y junto al árbol, que se encontraba en una finca sin urbanizar, había algunos coches aparcados. Pese a lo aparatoso de lo ocurrido, no hubo que lamentar heridos y los daños materiales fueron escasos.

El viento también tiró abajo un cartel de señalización de la Autovía del Cantábrico, a la altura del kilómetro 483, en Novellana (Cudillero). El incidente, registrado a las dos y cuarto de la tarde, motivó que la carretera quedase cortada durante unos minutos, hasta la retirada de la señal.

Incendio forestal

Además, el fuerte viento del Sur dificultó las labores de extinción de un incendio forestal entre las localidades de Tremado de Carballo y Carballo, en Cangas del Narcea. El fuego, que arrasó nueve hectáreas, se declaró a las nueve menos cinco de la noche de anteayer, sábado, y durante la madrugada permanecieron en la zona varios bomberos del SEPA con base en la capital del concejo, así como los miembros de una cooperativa forestal. Ya por la mañana se unieron integrantes de la brigada de refuerzo de Tineo (que ayer cumplían setenta días en huelga). El incendio se dio por apagado en torno a las seis y media de la tarde.

El viento del Sur continuará hoy, lunes, con rachas fuertes o muy fuertes en el extremo occidental, la Cordillera y Picos de Europa. También lloverá, aunque de forma débil, de madrugada y sobre todo en el interior occidental. Las temperaturas seguirán altas, con 26 grados en la costa y 25 en el interior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine