Lne.es »
ROBERTO MORALES | Delegado de Loterías y Apuestas del Estado

"Asturias tiene mucha suerte, seguro que mañana le cae algún premio de la lotería"

"La región tiene asignados para el sorteo 94 millones y el gasto medio por habitante es de unos 88,5 euros, más que en 2014"

21.12.2015 | 09:49
Roberto Morales, en la sede regional de Loterías.

Roberto Morales, delegado territorial de Loterías y Apuestas del Estado, sostiene que la región ha sido muy bien tratada por el sorteo de Navidad desde que se inició este siglo y se muestra convencido de que la racha no se truncará el martes. "Estoy seguro de que algo va a tocar", apunta. Los asturianos se juegan una media de 88,5 euros por cabeza en el principal sorteo del año y el Principado tiene consignados 94 millones de euros para la venta en administraciones. En 2014, la adquisición de lotería de Navidad creció un 7% en Asturias. Este año, según los primeros sondeos, volverá a incrementarse.

-¿Predica con el ejemplo? ¿Juega mucho dinero en el sorteo de Navidad?

-La verdad es que compro bastante, en su mayor parte para compartir. Lo normal es que a mí me regalen lotería mis amigos y que yo se la regale a ellos. Compartimos muchos décimos Y es que, como dice nuestro eslogan de este año, el del amigo Justino, el mejor premio es compartirlo. Eso es lo que la gente hace por lo común. Casi nadie se compra diez o quince décimos para ver si le toca un porrón de dinero, porque para eso es mejor jugar al euromillón. El viernes a un vecino de Alicante le tocaron 83 millones en ese sorteo. Un décimo del Gordo también es un premio importante, de 400.000 euros, pero en la Navidad la gente compra para ayudar a un hijo que empieza o a un amigo que está en una situación complicada. Ése es el espíritu y hasta que no llega el sorteo de la lotería no nos damos cuenta de que es Navidad. El cántico de los niños nos dice que en apenas un par de días será Nochebuena. Cuando tienes un décimo en la cartera, lo repartes cincuenta veces en sueños. Todo el mundo participa en esta cita, aunque no sea un jugador habitual, y yo lo hago también.

-¿Cuáles son las terminaciones más demandadas para este sorteo?

-Los números que terminan en 13 están muy buscados, pese a que siempre fue considerado como el de la mala suerte. Luego, están el 5 y el 6, que también gustan mucho. La ventaja que tenemos ahora es que, además de los décimos que están expuestos en las administraciones, si buscamos un número concreto o una terminación determinada con la que hemos soñado la tenemos en cualquier punto de venta a través de las terminales de juego. El cliente puede pedir el número entero o la terminación de dos o tres cifras que más le guste y la informática nos da la posibilidad de lograrlo desde cualquier sitio, siempre que esté disponible y que no haya sido reservado previamente.

-¿Cuánto se juegan los asturianos en este sorteo?

-Se nos adjudicaron 94 millones de euros en una primera consignación, pero hay que tener en cuenta que algunas administraciones han pedido más, que otras van a devolver parte de los números más complicados de vender y que otros décimos se han dispensado a través de las terminales informáticas. Además, la mayoría de administraciones tienen repartidos billetes y décimos por cafeterías o a cargo de vendedores ambulantes. En resumen, hasta que no se recoja todo mañana por la noche no sabremos exactamente cuánto se vendió.

-¿Estaremos por encima o por debajo de esos 94 millones consignados?

-Lo normal es que no lleguemos, porque siempre se consigna de más, para que haya variedad de números a disposición de los compradores.

-¿Jugamos mucho dinero los asturianos en comparación con el resto de provincias?

-Sí. Asturias es de las cuatro o cinco provincias que más juegan en relación al número de habitantes. De acuerdo con la consignación, salimos a unos 88,5 euros si se vendiesen todos esos décimos. A esa cifra habrá que sumarle lo que se haya vendido por los terminales. Esos 88,5 euros es una cifra aproximada. La definitiva se sabrá el martes por la mañana.

-¿Los 88,5 euros de media de los que habla son más o menos que el año pasado?

-En 2014 subimos un 7% en las ventas. Este año he realizado un sondeo previo en 20 administraciones de la región y he podido comprobar que sus responsables están contentos y que están vendiendo más que el año pasado. Se nota que la recuperación se empieza a sentir y que al haber más trabajo aumenta el poder adquisitivo de la gente. Hay un poco más de alegría económica, también para comprar lotería de Navidad.

-¿Han notado mucho la recesión económica?

-La crisis ha afectado a todos los sectores de la economía de España, quitando, según parece, el relacionado con los artículos de superlujo. Cuando hay dinero, hay dinero para todo. Incluso para jugar una primitiva. Esto va mejorando. Las ventas avanzan bien. Es de esperar que sigan aumentando, y eso es muy positivo y esperanzador para nuestras administraciones.

-¿Es Asturias una comunidad autónoma con suerte para la lotería?

- Tiene muchísima. La primera década del nuevo milenio es la década prodigiosa de la lotería en el Principado. Menos un año, que hubo premios pero no cantidades relevantes de dinero, hemos tenido grandes premios entre 2000 y 2012, el último año que tocó aquí el Gordo. A partir de ahí, también salieron terceros enteros. La gente, a veces, lamenta que no caiga el Gordo, pero luego ves que en otros lugares sólo vendieron una serie y que son 4 millones. Para eso prefiero que toque un tercero entero, como sucedió en 2006 en Avilés y en Oviedo, con 90 millones de euros. Lo importante no es que salga el primer premio, sino cuánto se vendió. Hay 160 series y si sólo vendes una del primero prefiero que me toque el quinto. El año 2007 fue buenísimo. Tocó en Nava, Llanes y Avilés, con más de 170 millones.

-¿Nos ha visitado mucho el Gordo?

-Cayó ocho veces en Asturias. Tocó seis veces en Gijón, dos veces en Oviedo, dos veces en Avilés y dos veces en Nava. También en Sama y en Pravia. Pero no sólo es el Gordo. En 2012, menos el segundo premio, tuvimos de todo. Fue una cosa tremenda.

-Pues no está nada mal para una comunidad uniprovincial que apenas supera el millón de habitantes...

-No nos podemos quejar. Hay provincias con mucha más población que llevan años sin disfrutar de un premio importante. Aquí parece que ya estamos acostumbrados, de tal forma que un periódico llegó a titular que en Asturias sólo tocaron cuatro millones. ¿Cómo que sólo si tocaron 4 millones? ¿Es una obligación que todos los años toque el Gordo aquí? (risas). No se trata de jugar para hacerse millonario. Se juega por tradición, para compartir, para ayudar... Si no tocan 400 millones tampoco podemos creer que es una mandanga. No nos podemos comparar ni con Madrid ni con Valencia, Barcelona o Sevilla, que tienen mucha más población. Pero en términos relativos no puede negarse que Asturias es una provincia afortunada. En la última década hemos recibido en premios más de lo que nos hemos gastado. Muchos compañeros de otros sitios me lo dicen. En cuanto empiezan a caer premios aquí, me llaman y me dicen que ya está bien. La verdad es que al Gordo debe de encantarle el verde, porque conoció Asturias y no se quiere separar de ella.

-¿Hay fraude en las participaciones por papeletas?

-No. Debe quedar claro que Loterías no vende participaciones, que sólo vende billetes o décimos sueltos. El 90% de las participaciones que están en el mercado no tiene recargo alguno. Son las que la gente o una determinada empresa hacen para regalar a los empleados, a los clientes, a los amigos o a la familia. Las participaciones llevan un proceso y para que sean legales tienen que tener la autorización de Loterías si es que van con recargo. Damos un número de autorización que hay que poner en las papeletas y están limitadas a asociaciones sin fines de lucro, que deben explicar a qué se destina el dinero.

-Mójese. ¿Tocará la lotería el martes en Asturias?

-Yo estoy convencido de ello. La racha de lo que llevamos de siglo va a seguir, seguro. Yo ya tengo preparados los carteles para poner de fondo en las administraciones en las que toque la lotería y camisetas para repartir en los puntos de venta agraciados. La ilusión es mucha y para el vendedor el máximo de ilusión es dar un premio a sus clientes. Todos los loteros que han tenido la suerte de repartir unos cuantos millones me lo dicen. Es una alegría que les desborda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine