Los amigos de Otero se sienten "engañados" por la exdirectora

El Bloque espera a los testigos de mañana para decidir si levanta los cargos contra los seis acusados sólo de cohecho

12.05.2016 | 01:56

Tres de los amigos de María Jesús Otero y José Luis Iglesias Riopedre aseguraron sentirse "engañados" por la exdirectora general, ya que le entregaron a ella dinero para que organizase el viaje a Canarias que regalaron al exconsejero con motivo de su septuagésimo aniversario, en 2007, y luego se enteraron de que lo habían pagado Igrafo y APSA. "A mí me sorprendió, quedé pasmada, no lo entiendo. Le regalamos un viaje pensando que lo pagábamos", indicó María Pilar García García, quien confesó haber roto relaciones con Otero a raíz del escándalo de corrupción.

Claro que ni ella, ni el resto de amigos de los acusados lograron aportar detalles del dinero que pusieron para el viaje de marras. Pilar García habló de unos 150 euros; Ramón Laurín, pareja de Teresa Elizari, de unos 200; y José Germán Costales, pareja de Consuelo Carrera, de unos 100, sin que ninguno explicase en qué circunstancias habían entregado el dinero.

La fiscal, Carmen Rodríguez, les preguntó si no se habían extrañado de que Otero les cobrasen tan poco, teniendo en cuenta que el exconsejero se quedó en un hotel de lujo, el Gran Hotel Bahía del Duque, y que al final el viaje había costado 3.300 euros. Los amigos indicaron que desconocían los precios de Tenerife en temporada alta. "Yo entiendo que si nos cobraba esa cantidad sería para pagar el viaje. No pedimos justificante, nos fiamos totalmente de María Jesús. Seríamos ocho o diez los que acordamos regalarle el viaje. Barato, la verdad, no me pareció", dijo José Germán Costales. Era, dijo, un regalo justificadísimo en atención a la edad de Riopedre, "después de tantos años de militancia y tras pasar por una operación tan dura", indicó, en referencia a la intervención cardíaca a la que tuvo que someterse el exconsejero.

Ramón Laurín, pareja de Teresa Elizari, también explicó que habían comprado un coche de la marca Audi a través de María Jesús Otero, y que su sorpresa fue mayúscula cuando fueron al concesionario y vieron que lo había pagado APSA. "Se ofreció a comprarnos un Audi y le pagamos. No teníamos la factura, y al ir a buscarla al concesionario, nos encontramos con que la factura a nombre de nuestra hija no se correspondía con lo que habíamos pagado. Desde entonces, las relaciones son distantes por razones evidentes. Pienso que me engañó, no lo sé. Me dijo que fue un problema de unos cheques endosados (de APSA)", indicó.

Pilar García, administradora con su hermana de los apartamentos La Mazuga XXI, en Poo de Llanes, explicó que, durante unos cinco años, los alquiló a Cuetu Mazuga, una empresa de Otero, que pagaba una cantidad cerrada (se han encontrado traspasos de 87.500 euros), pero negó que la exdirectora general tuviese que ver algo con la sociedad de su propiedad, ni que hubiese participado en la construcción de los apartamentos, que costaron unos 170.000 euros. García, que formaba parte del círculo de amistades de Otero, asegura que se encargaba del mantenimiento de los apartamentos.

Mañana, declararán testigos de la defensa de los trabajadores del Ayuntamiento de Oviedo Paz Pendás e Isaac Ovies. La acusación particular ejercida por el Bloque por Asturias-Podemos, bajo el asesoramiento del letrado Alberto Suárez, decidirá tras escuchar estos testimonios si mantiene la acusación contra estos acusados y los otros sobre los que pesan solo los cargos de cohecho, y contra los que no se dirigen ni la Fiscalía ni las acusaciones particulares. El Bloque por Asturias-Podemos es la única acusación popular que sostiene por ahora esas acusaciones, después de que AVALL retirase los cargos la semana pasada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine