Ángela Vallina
Alcaldesa de Castrillón (IU)
 

«Buendía debería llamar ya para negociar la ronda; no cumple con sus funciones»

«Sería necesario realizar otro estudio de impacto ambiental; ahora El Espartal está protegido y hay excavaciones en el peñón de Raíces»

25.05.2008 | 00:00
Ángela Vallina, ayer, en El Espartal.
Ángela Vallina, ayer, en El Espartal.

V. M.

Ángela Vallina (IU) enarbola el rechazo de Castrillón al trazado de la Ronda Norte que atraviesa su concejo.


-Ahora que se conmemora la guerra de la Independencia, hay quien la llama Angelina de Castrillón...


-De Castrillón soy.


-¿Busca ser referente heroico?


-Quiero sentido común y que se mantenga con independencia del cargo que se ocupe. Estoy para defender los intereses del concejo por encima de otras cosas. Lo que se propone con la Ronda Norte no está bien y puede ocasionar un daño irreparable.


-Pide diálogo, pero dice que «no pasarán» mientras sea alcaldesa.


-He dicho que no aceptaré ese trazado, no que me oponga a que la carretera pase por Castrillón. Pedimos diálogo, pero nadie nos da respuestas.


-¿Cuántas reuniones ha tenido desde que se decidió el trazado con el consejero de Infraestructuras?


-¿Con el señor Buendía? Una, para entregarle el estudio que hizo Castrillón sobre los trazados y proponiendo uno más por el Sur, por suelo de Avilés y que es nuestra alternativa. Buendía nos pidió discreción y cumplimos. En cambio, Álvaro Álvarez (secretario general del PSOE de Avilés) lo reveló públicamente incorporando datos salidos de su imaginación, como que hubo varias reuniones y yo me negué a aceptar cualquier otra solución. Eso es falso.


-Desde que la Junta acordó explorar alternativas, ¿la han llamado?


-No, como si el mandato no existiese. El punto que votó el PSOE lleva implícito sentarse a negociar y está siendo ignorado.


-¿No alegaron en su día al proyecto?


-Se está diciendo que el trazado último incorpora alegaciones de Asturiana de Zinc y algunos vecinos, pero nosotros no tenemos respuesta a las nuestras: ni a nuestro estudio alternativo, ni a las que presentó el Ayuntamiento cuando gobernaba el PP. Y que yo sepa, tampoco han respondido a AZSA. ¿Por qué Álvaro Álvarez dice que se ha contestado? ¿Es el consejero él? No sé qué juego es éste.


-¿Ha pedido reunirse con Areces?


-Sí, esperamos fecha.


-Confiese, ¿cuánto hay de mera estrategia política detrás de todo esto?


-Por parte de Castrillón, ninguna. Sólo queremos hablar de la ronda. Si tuviéramos otro objetivo estaríamos negociando compensaciones. Las inversiones que Castrillón necesita, tras años sin gasto autonómico en el concejo, tienen que llegar haya o no discusión sobre la ronda. Son temas separados.


-El PSOE de Avilés dice que el trazado no afecta a zonas protegidas.


-Siempre se ha dicho que en Asturias la costa es privilegiada. Con la ronda se busca lo contrario: llevar una infraestructura para vehículos pesados a la costa, a un monumento natural y a una zona de gran valor histórico, como lo es el lugar en que se asentaba el castillo de Gauzón. Además, cuando se hizo el estudio de impacto, El Espartal no había sido declarado monumento, ni se había excavado en Raíces ni recuperado el río... Habría que hacer un nuevo estudio de impacto.


-¿Es consciente de que si mantiene la beligerancia puede bloquear proyectos vitales para Avilés?


-Eso debe de pensarlo Avilés, que debería tener una visión más comarcal. La comarca no es tener un hermano mayor y otros menores, sino tratarse de tú a tú. También son importantes para Avilés los proyectos de Castrillón. Y también para Asturias.


-No deja resquicios. ¿El órdago puede volverse en su contra?


-Castrillón no ha empezado esta guerra. Quien la inició fue cierta persona en Avilés (en referencia a Álvaro Álvarez), porque al día siguiente de que la Junta plantease el diálogo y él mismo lo votase como diputado salió pisando el acelerador. ¿A qué jugamos? La responsabilidad la tiene quien no abre una mesa para dialogar.


-¿Se reciben presiones?


-Hay mucho juego sucio.


-El PSOE de Castrillón se desvinculó del acto vecinal del viernes. ¿Crisis de gobierno?


-No quiero dar importancia a esa decisión. Cada uno ha de saber dónde está, qué defiende y por qué está ahí. Mientras su rechazo al trazado sea firme, cada cual decide su estrategia política.


-Unos 300 vecinos en ese acto, ¿muchos o pocos?


-Para el día que hacía y para ser una asamblea informativa, es una cifra importante.


-¿Cumplirá el Principado sus compromisos de inversión en el concejo?


-Esperamos verlo en esta nueva línea de crédito. En el Consejo de Gobierno que se celebró en Castrillón hubo acuerdos para cuatro años. Demos el beneficio de la duda.


-¿Alguna vez se intentó ligar esas inversiones a la posición sobre la ronda?


-No. Cualquiera puede entenderlo: ahora Areces defiende a Asturias en el debate sobre la financiación autonómica; ha de entender que nosotros hagamos lo propio con los intereses de Castrillón en este asunto.


-¿Preparan ya las acciones judiciales?


-No estamos dormidos.


-O sea que sí.


-Estamos trabajando, pero esperando.


-¿Aceptaría ajustes sobre el actual trazado?


-¿Cómo se puede presentar este trazado y darlo por definitivo cuando falta la declaración de impacto medioambiental que tiene que hacer la Consejería de Medio Ambiente? Es un trámite indispensable. Por lo tanto es falso cuando se dice que la decisión está tomada. Además, esta alternativa no incluye los enlaces, se necesitan carriles de aceleración de al menos 500 metros.


-Pues llevamos así casi dos años.


-Yo hice todos los esfuerzos para buscar un acuerdo.


-¿Vive pendiente del teléfono?


-Espero que impere el sentido común y el diálogo. Los tiempos de imposición han pasado. No es responsable dejar a los municipios en medio del debate. La Consejería debería estar hablando ya y llamando; hay dejadez de funciones. No se ha explicado por qué no vale el trazado por Avilés.


-Se supone que justifican la decisión los informes técnicos.


-Quizás habría que revisarlos, sobre todo el estudio ambiental.


-¿Tiene información equivocada?


-Lo dejo ahí. No sería la primera vez.


-¿Por eso la referencia a Unquera Llanes?


-Precisamente.


-¿Qué pide a Álvaro Álvarez?


-Que sea respetuoso con las instituciones y las personas. Además, muchos castrillonenses le han votado como diputado y está despreciando sus opiniones.


-¿Ha empeorado la relación con Pilar Varela?


-No. El desacuerdo en un asunto no tiene que afectar a otros.


-¿Aún confía en que IU vuelva al Gobierno de Asturias?


-Los anteriores cuatro años fueron positivos. El error del PSOE de romper la negociación nos ha llevado a un año perdido. La FSA debería reflexionar y bajar a la arena de la negociación, e IU, sentarse.


-¿IU no hace méritos?


-IU tiene claro que no se puede tratar a un partido por ser más pequeño diciendo tú ahí y cuando te necesito sí y cuando no molestas. La izquierda es mucho más plural.


-Pero en la Junta votan con el PP.


-Estoy cansada de eso. ¡Es el PSOE quien pacta con el PP los temas importantes, como el Estatuto! Ésa es la demagogia.

«Hacer comarca no es tener un hermano mayor y otros menores, es tratarse de tú a tú»

Enlaces recomendados: Premios Cine