Las privatizaciones, como la del agua, ponen a prueba la solidez de los pactos de gobierno

PSOE e IU están enfrentados por la externalización de servicios, un conflicto que en Avilés se agudiza con la prórroga del contrato de limpieza viaria

17.05.2010 | 09:34
Pleno del Ayuntamiento de Castrillón.
Pleno del Ayuntamiento de Castrillón.

T. CEMBRANOS / F. L. J.

Las privatizaciones de algunos servicios públicos ponen a prueba la solidez de los pactos de gobierno en algunos concejos de la comarca. Y es que el diferente criterio con que IU y PSOE ven las externalizaciones tensa la cuerda en aquellos ayuntamientos donde comparten bastón de mando. Es la situación de Avilés y Castrillón, donde la gestión del agua ha sido y es la polémica protagonista de la recta final del mandato y que, en el caso de Avilés, a punto estuvo de hacer saltar por los aires el acuerdo que sellaron en 2007. En el Ayuntamiento avilesino, además, se abre ahora un nuevo frente entre los socios: la prórroga del servicio de la limpieza viaria y la recogida de basuras para la empresa Urbaser, una medida propuesta por los socialistas y que para la coalición «no está justificada», ya que los miembros de IU apuestan por que ese servicio se gestione a través de una empresa municipal.


Hoy se verá si esa decisión tiene consecuencias, ya que la proposición se debatirá en la comisión de Urbanismo. El PSOE igual se encuentra con un socio inesperado, el PP, que también apoyó en su momento el cambio de gestión en el servicio del agua. No obstante, los populares han puesto condiciones para dar su visto bueno a esa prórroga, pero en Avilés está previsto que no sea la última privatización. Y es que el PSOE sopesa externalizar, entre otros, el mantenimiento del alumbrado público, según ha podido saber este periódico, una decisión que se debatirá en el próximo mandato, siempre que los socialistas consigan la mayoría.


En Castrillón la «guerra» por el agua está de plena actualidad, y la polémica, servida. En la última sesión plenaria el PSOE y el PP volvieron a adjudicar a Aqualia la gestión del agua, un acuerdo que para IU, socio en el gobierno de los socialistas, es nulo. Es más, incluso el portavoz de la coalición en el Ayuntamiento de Castrillón, José Luis Garrido, instó tanto a PP como a PSOE a que expliquen por qué apoyan esa concesión apoyada «en acuerdos con un tufo insoportable a prevaricación». La acusación de la coalición ha tenido respuesta entre los populares, que exigen a IU que demuestre «la prevaricación del PP y PSOE en la adjudicación a Aqualia en los Juzgados».

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine