La polémica gestión anterior del complejo cultural 

La Fundación constata que personas ajenas al Niemeyer viajaron a costa del centro

Los actuales gestores señalan que facturas por valor de 130.000 euros fueron falseadas para «ocultar» quiénes utilizaban los billetes

26.03.2013 | 05:20
Natalio Grueso, el pasado 13 de marzo, en los juzgados avilesinos.
Natalio Grueso, el pasado 13 de marzo, en los juzgados avilesinos.

Los actuales gestores del Niemeyer han denunciado que personas ajenas al centro cultural viajaron a costa de las cuentas de la entidad. Entre esas personas ajenas se encuentran, a ojos de la Fundación, la ex mujer de Natalio Grueso, J. P. P., y J. M. R. V., empleado de la agencia de viajes que trabajaba con el Niemeyer. La denuncia presentada ante los juzgados avilesinos por la Fundación señala que la cuantía de las facturas presuntamente injustificadas asciende a 130.000 euros, entre las que buena parte corresponden a personas sin vinculación aparente con el centro, según señalaron medios jurídicos.

Esta ampliación de denuncia no es más que la primera de varias, una vez analizadas todas las facturas entre el Niemeyer y la agencia entre los años 2007 y 2012. Los patronos de la Fundación fueron informados el viernes de que la entidad había incorporado nuevas presuntas irregularidades en facturas falseadas durante la pasada gestión del centro.

Medios próximos a la Fundación consideran constatado que tanto la ex mujer de Grueso como el empleado de la agencia viajaron en numerosas ocasiones con cargo al Niemeyer, pero esos desplazamientos fueron falseados en la contabilidad del centro cultural haciendo que parecieran realizados por otras personas. Además, el hecho de que la agencia de viajes (El Corte Inglés) haya admitido que cargó al Niemeyer gastos indebidos refuerza la teoría que la Fundación ha mantenido en sus denuncias: que ciertas facturas han sido manipuladas con el fin de ocultar información a los patronos.

No obstante, la agencia de viajes no reconoce como erróneas todas las facturas que la Fundación considera manipuladas. Como ya informó LA NUEVA ESPAÑA, la agencia admite que facturó de forma equivocada un total de unos 24.000 euros. Sin embargo, la Fundación establece en su ampliación de denuncia que existen irregularidades en 89 facturas giradas por la citada agencia y que suman más de 130.000 euros.

Estas facturas se suman a las que la Fundación incorporó en su denuncia original, según la cual las facturas falsificadas o manipuladas ascendían a casi medio millón de euros. Ese análisis se refería únicamente a las facturas de viajes que habían sido utilizadas para justificar las subvenciones del Principado entre los años 2007 y 2008. Según los actuales gestores, ciertas facturas «parecen haber sido manipuladas en los elementos físicos que las conforman» y otras «no figuran en la relación de facturas emitidas» por la agencia de viajes, «lo cual parece indicar que supuestamente podría tratarse de falsedad de documento mercantil».

Natalio Grueso negó todas las acusaciones de la primera denuncia el pasado 13 de marzo ante el juez: «No entiendo qué se me achaca cuando durante cuatro años sólo recibí felicitaciones», aseguró Grueso al magistrado. El ex director del Niemeyer dijo sentirse tranquilo y recalcó: «Todo lo que hacía o dejaba de hacer lo sabía el patronato». Y añadió que él no controlaba la contabilidad.

La agencia de viajes abre también una investigación interna

La empresa indaga en el equipo informático de su ex empleado para saber por qué cargó gastos indebidos

La agencia Viajes El Corte Inglés ha iniciado una investigación interna a raíz de la denuncia de la Fundación del Niemeyer para averiguar por qué se produjeron cargos indebidos al centro cultural avilesino, esto es, por qué se facturaron desplazamientos que no guardaban relación alguna con la actividad del Niemeyer. Medios próximos a la empresa indicaron que la agencia está analizando el equipo informático de J. M. V. R. para tratar de reconstruir la peripecia de las facturas que acabaron modificadas en la contabilidad de la Fundación Niemeyer.

Además, las mismas fuentes señalaron que J. M. V. R. ya no trabaja para la entidad. Inicialmente había cursado una baja voluntaria una vez que el juez Ricardo Badás, del Juzgado de instrucción número 2 de Avilés, decidiese imputarle un supuesto delito societario, al igual que a Grueso y a su ex pareja.

La agencia de viajes comunicó recientemente a la Fundación del Niemeyer que ciertos viajes por valor de 24.000 euros habían sido cargados de forma indebida, por lo que devolverá el importe al centro cultural. Por ahora, El Corte Inglés no se ha personado en el proceso judicial en marcha.

La Fundación se encuentra personada como acusación y como defensa en el proceso. La segunda condición se debe al hecho de que Foro Asturias formuló otra denuncia que se incorporó a la causa iniciada por la Fundación.

Enlaces recomendados: Premios Cine