Lne.es »
Problemas internos en la Comandancia avilesina

Los jueces archivan todas las denuncias contra el intendente de la Policía Local

Los magistrados no ven indicios de delito en las querellas interpuestas por el SIPLA y varios agentes por acoso, lesiones y revelación de secretos

24.11.2015 | 01:33

Los jueces han archivados todas las denuncias por acoso laboral presentadas contra el intendente de la Policía Local de Avilés, Rafael Ángel Rodríguez, por parte de varios agentes de la Comandancia y auspiciadas, en muchos de los casos, por el sindicato policial SIPLA.

El último auto llegó la pasada semana, cuando el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Avilés sobreseyó la denuncia interpuesta por el inspector F. J. L. por un delito de revelación de secretos. La causa de esta querella fue la investigación interna puesta en marcha por la jefatura de la Policía Local para comprobar la presunta utilización irregular de una de las fotocopiadoras por parte del inspector. Los jefes sospechaban que la usaba para su beneficio personal y no para el trabajo de policía. Las indagaciones incluyeron analizar la tarjeta de acceso de F. J. L. a las dependencias policiales y la realización de una copia, lo que el inspector consideró que constituía un delito contra su intimidad y acusó directamente al intendente de haber manipulado, incluso, sus datos. Ahora el juez asegura que no hay indicios y acaba de sobreseer el caso.

La retahíla de denuncias interpuestas por el SIPLA o alguno de sus afiliados contra el actual jefe en funciones de la Policía Local comenzó en 2005. Entonces, el sindicato policial recurrió por la vía contencioso-administrativo el ascenso a intendente de Rodríguez, mediante concurso. Perdieron tanto en primera instancia (Juzgado de Oviedo) como en segunda (Tribunal Superior de Justicia).

El sindicato volvió a "atacar" en 2012, cuando solicitó en un juzgado de Oviedo que el Ayuntamiento instruyera un expediente disciplinario contra Rodríguez por acoso laboral. Este expediente fue instruido como información reservada y, como el sindicato se mostró disconforme, presentó una nueva denuncia en otro juzgado ovetense, que también fue desestimada. Ese caso derivaba de unas denuncias previas interpuestas ante el Servicio de Prevención del Ayuntamiento, Inspección de Trabajo y el Instituto Asturiano de Prevención.

La cuarta denuncia la presentó el inspector F. J. L. en la Fiscalía en 2014. En un primer momento fue por acoso laboral y luego aumentada en el juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Avilés por lesiones, falsedad documental y revelación de secretos. La juez y la fiscal, tras investigar los hechos, archivaron la causa por no existir indicio de delito. El inspector recurrió ante la Audiencia Provincial, que también lo archivó.

El quinto caso judicial contra el actual jefe en funciones de la Policía Local llegó de la mano de la entonces agente F. M. R. L., ahora en segunda actividad. Presentó en la fiscalía una denuncia por un delito contra la administración de Justicia. Acusaba al intendente de haber tomado represalias en su contra por haber declarado en la denuncia de acoso por parte del SIPLA. La juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Avilés y el fiscal, tras practicar diligencias previas, también sobreseyeron el caso por no constituir los hechos denunciados ilícito penal alguno. La última denuncia es la que se acaba de resolver. Ya no hay ninguna causa pendiente.

Se acaba así el "calvario" judicial que ha tenido que pasar el intendente por las malas relaciones entre la jefatura y el sindicato, que ha tenido todos estos años en su punto de mira a Rodríguez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine