Los vecinos exigen retomar el plan para 200 viviendas en la entrada a Las Vegas

"El gobierno debe negociar con el promotor", aseguran los residentes sobre el proyecto de Quintanas de Chacón

09.01.2016 | 04:29
Quintanas de Chacón, en la parte baja de Las Vegas.

El proyecto inicial de Quintanas de Chacón de Las Vegas, que preveía la construcción de más de 200 viviendas, todavía colea después de que el gobierno local rechazara incluirlo en el Plan General de Ordenación, aprobado el pasado año. El presidente de la asociación vecinal "El Conceyu" de Las Vegas, Juan Manuel González, solicitó ayer al gobierno del PSOE que retome aquel polémico planeamiento "para eliminar de una vez por todas la oveja negra" de la parroquia. Este enclave está ubicado a la entrada de Las Vegas, paralelo a la calle La Estebanina.

"El gobierno del PSOE cuenta ahora con una mayoría absoluta y no requiere de otros apoyos para sacarlo adelante, ya no tiene excusas para mejorar esta zona de Las Vegas, que es la más degradada", destacó Juan Manuel González, que pidió al Ayuntamiento que haga lo posible por negociar con el promotor, que pretendía construir en la zona "unas doscientas viviendas". Actualmente, el planeamiento municipal dibuja en esa zona la construcción de poco más de cincuenta pisos repartidos en varios bloques, algo que no convenció en su momento ni al presidente de la entidad vecinal ni al constructor.

Juan Manuel González defiende que uno de los argumentos dados por el Ayuntamiento para retirar el proyecto inicial, la masificación de viviendas en esta zona, "es mentira". "El plan se puede desarrollar sin problemas; es más, ya no está IU en el gobierno y el PSOE tiene mayoría absoluta para poder ejecutarlo y regenerar de manera total la entrada a la parroquia. No hay excusas", insistió el dirigente vecinal. Las Vegas es la parroquia asturiana con más densidad de población. Viven más de 7.000 personas en un kilómetro cuadrado.

Las alusiones a IU de González vienen derivadas del anterior mandato. Durante la primera parte del mismo, la coalición formó parte del gobierno, con Enrique Bueno como concejal de Urbanismo, que precisamente vive en una de las viviendas de Quintanas de Chacón.

La coalición y, por extensión, el gobierno fue una de las principales opositoras a este proyecto, de ahí que se modificara el plan inicial planteado por el constructor que un principio fue visto con buenos ojos por parte del Ayuntamiento. Este proyecto acabó en los tribunales con denuncias cruzadas entre el constructor y el concejal de IU, entre otros vaivenes judiciales. Es más, la ausencia de una resolución afecta a las calles contiguas, ya que el Ayuntamiento aún no puede abrir el esperado tercer carril de salida de La Estebanina ni construir una rotonda entre la avenida del Principado y la calle Primero de Mayo.

La glorieta está paralizada por otro litigio, el que afecta a la denominada Casa de Postas o Venta de Villalegre, un edificio catalogado en ruinas por Patrimonio que el promotor, el mismo que el de Quintanas de Chacón, se resiste a derribar e incluso quiere o, al menos, quería rehabilitar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine