Lne.es »

El San Agustín, referente nacional en operaciones de hernias, con 300 al año

El método para colocar mallas empleado en el centro sanitario reduce de un 17% a un 1% la posibilidad de que se repita la dolencia

18.03.2016 | 12:18
Cirujanos participantes en las Jornadas de pared abdominal que se celebran en el Hospital San Agustín.

El hospital San Agustín realiza cada año unas 300 intervenciones quirúrgicas de hernia de la pared abdominal. Esta patología se produce como consecuencia de una lesión o, en una gran mayoría de las ocasiones, por una incisión quirúrgica antigua, señala José Ignacio Jorge Barreiro, jefe del servicio de cirugía del centro sanitario avilesino, en cuyas dependencias se están celebrando las Jornadas de pared abdominal y hernias diafragmáticas, con la asistencia de cerca de dos centenares de expertos. "Era un curso programado para cien personas y dada la elevada demanda lo hemos alargado hasta las 180, la capacidad máxima del salón de actos. Hemos tenido que rechazar muchas solicitudes de participación por falta de espacio", apunta el doctor Jorge Barreiros para añadir que los nueve ponentes de este encuentro médico "son los cirujanos más importantes del país".

El San Agustín es pionero en cirugía de hernia inguinal y está considerado un referente en intervenciones de la pared abdominal, "las más habituales en cualquier hospital español", indica el jefe de servicio de cirugía del centro avilesino. "Se trata de un tema delicado y difícil de solucionar para un cirujano. Son patologías complejas, que afectan a la calidad de vida del paciente, llegando incluso a causarle la muerte ya que las hernias pueden producir obstrucciones intestinales", manifiesta el especialista.

El doctor Jorge Barreiro reconoce que la cirugía de la pared abdominal ha sido la gran olvidada en la cirugía general y que el cierre de la laparotomía (incisión en el abdomen) se consideraba intrascendente a pesar de las consecuencias que puede acarrear: una hernia en esa zona de incisión sobre el abdomen. "Si ese cierre no va bien, cierto tiempo después aparece la hernia. Es decir, es fruto de una primera cirugía", comenta el experto sanitario para resaltar que afecta, sobre todo, a pacientes con patologías previas, que presentan, entre otros, problemas pulmonares, oncológicos, de diabetes u obesidad.

"Nos encontramos ante un problema nada despreciable", destaca el médico avilesino, "ya que hasta un diez por ciento de las personas que se someten a una operación pueden verse afectados por una hernia". Asimismo, hace hincapié en la complejidad de la cirugía de la pared abdominal, tanto la que se abordan mediante la cirugía abierta como la laparoscópica: "Es más fácil operar un cáncer que una cirugía de pared porque son enfermos intervenidos anteriormente. Y cuantas más cirugías previas tenga el paciente, más difíciles y complejas son".

Las nuevas técnicas y los materiales empleados en este tipo de complicaciones han permitido reducir la aparición de hernias. "Hasta hace unos años se operaba, pero volvía a salir. Ahora, usamos un material protésico llamado malla que hace la función que antes realizaba la pared abdominal", señala el especialista para apuntar que, si bien "la malla ideal no existe, ha mejorado notablemente: la cirugía de la hernia desde que hay mallas ha bajado del 17% al 1%. De hecho, la tendencia es que los enfermos de riesgo a los que se les abre la pared abdominal se les ponga una malla profiláctica para prevenir las hernias", indica el jefe del servicio de cirugía general y aparato digestivo del hospital San Agustín.

Sobre el nivel profesional del personal médico español en este tipo de cirugía, Barreiro cree que "en este país se desarrolla una calidad de cirugía de pared importante y Avilés está entre los mejores hospitales del país en dichas intervenciones". Para apoyar su opinión confirmó que, próximamente, el equipo del San Agustín presentará cinco trabajos en un congreso americano que se celebrará en Washington.

La elevada cualificación de los especialistas de la comarca ha hecho del hospital un centro de referencia para la formación de cirujanos de fuera del área sanitaria. "Hasta hace cinco años formamos gente; hacíamos cursos prácticos. Ahora vienen médicos residentes de Oviedo y cirujanos para conocer cómo trabajamos", concluye Jorge Barreiro, no sin antes indicar que las jornadas que finalizan hoy están avaladas por la Asociación Española de Cirugía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine