Los exgestores del Niemeyer, a un paso del juicio tras el rechazo de sus recursos

La Audiencia Provincial deniega la petición de archivar la causa presentada por el exdirector Natalio Grueso y el resto de imputados

20.04.2016 | 12:08
Natalio Grueso, a la derecha, junto su abogado, Pelayo Mijares.

Los exgestores del Centro Niemeyer se encuentran a un paso del juicio por supuestas irregularidades en su etapa al frente del complejo cultural. La Audiencia Provincial ha desestimado los recursos en los que el exdirector del complejo, Natalio Grueso, y los otros cuatro imputados pedían el sobreseimiento de las actuaciones. El órgano provincial coincide con el titular del Juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Avilés, que emitió un auto cerrando la investigación tras concluir que hay indicios suficientes para juzgar a los imputados, la mayoría investigados por utilizar supuestamente fondos del Niemeyer para gastos privados. Así, el caso vuelve al juzgado de Avilés y su titular emprenderá los trámites para la celebración de juicio.

El magistrado avilesino concluyó que existen indicios de que Grueso; el exjefe de producción del Niemeyer, Marc Martí; y el agente de viajes J. M. V. incurrieron supuestamente en un delito societario y en otro de administración desleal (estos dos últimos como cooperadores). También vio indicios de ilegalidades en la exmujer de Grueso, J. P., a la que relaciona con un supuesto delito de administración desleal, y en el anterior secretario del Niemeyer, José Luis Rebollo, al que atribuye un delito societario.

El auto de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial echa por tierra todos y cada uno de los argumentos a los que se aferraron los imputados, como la indefensión o la falta de pruebas. El escrito del órgano provincial recoge que las "irregularidades contables" denunciadas "se reflejan en todo detalle" en los informes que emitió el perito de Hacienda que colaboró con la investigación a petición del juez instructor. Es más, hace referencia a la "especial imparcialidad del perito", cuestionada por varios de los imputados.

Los magistrados de la Sección Segunda insisten en que "la instrucción ha sido minuciosa y exhaustiva, habiéndose practicado las diligencias (pruebas) necesarias". Es más, hablan de "la práctica de un sin número de diligencias", a las que se suman la toma de declaraciones. "Partiendo de esas premisas no cabe afirmar que la instrucción quede incompleta" y "no puede pretenderse su prolongación dilatoria e indefinida (...) Los hechos son escuetos pero suficientemente expresivos", responden a Grueso y J. M. V.

La exmujer de Grueso defendió que no existe "ni un solo indicio" de su participación en el supuesto delito de administración desleal que se le atribuye. Pero, según el auto de la Audiencia, apelando al informe del Fisco, "es suficiente con examinar el detalle de los viajes en los que participa (hasta 25) y de cuyos gastos se hacía cargo la Fundación Niemeyer para dejar constancia de los indicios existentes sobre su responsabilidad". "Parece que se ha lucrado indebidamente en una suma superior a 40.000 euros", cita el auto.

Y así, uno a uno, concluye que hay indicios de comisión de delito en todos y cada uno de los imputados para "ordenar seguir el procedimiento que corresponde y conferir traslado al Ministerio Público y acusaciones personadas" para que emitan sus correspondientes escritos de calificación de los hechos.

La Sección Segunda, además, ordena que se incluya como prueba unos documentos que estaban pendientes de incorporar a la causa a petición del abogado que representa a los actuales gestores del Niemeyer, Alejandro Riera. Se trata de la traducción de un contrato en inglés firmado por Natalio Grueso y vinculado al supuesto cargo al centro avilesino de representaciones que se desarrollaron en el Teatro Español de Madrid. El auto emitido por el órgano provincial también cambia la situación del exjefe de producción del Niemeyer, Joan Picanyol. El juez avilesino decretó el sobreseimiento, pero la Audiencia ordena que éste sea provisional.

El "Caso Niemeyer" se reactiva así de nuevo. Partió de la denuncia que interpuso en diciembre de 2012 (hace más de tres años) la entonces consejera de Cultura, Ana González, tras detectar supuestas irregularidades en las cuentas de la entidad que gestiona el complejo cultural avilesino. Los actuales gestores presentaron varias ampliaciones de denuncia y han sido varios los informes emitidos por el perito de Hacienda que colabora con la investigación. El caso Niemeyer regresa a Avilés y da otro paso para la celebración de juicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine