Lne.es »

Más de 600 niños recibirán hasta julio la primera comunión en el arciprestazgo

Las familias con menores que van a recibir el sacramento invierten de media 3.000 euros en el vestuario y el convite parejo a la celebración

05.05.2016 | 04:23
Niños de comunión en la iglesia de Santo Tomás en 2011.

Un total de 639 niños recibirán desde este fin de semana y hasta el mes de julio la primera comunión en las distintas parroquias del arciprestazgo avilesino. El templo de San Nicolás de Bari será el que acoja a más niños: 110 en total que comulgarán divididos en dos grupos los días 15 y 22 de este mes. Le sigue de cerca la parroquia de Santo Tomás de Cantorbery, con 91 niños que recibirán el sacramento cada domingo de mayo (los días 8, 15, 21 y 22). Entre las iglesias que celebrarán comuniones, las que cuentan con menos niños son las de Nuestra Señora de las Mareas, con un menor que comulgará el 6 de junio y Valliniello, con dos.

Por concejos, en Illas recibirán la comunión cinco niños el 3 de julio, en la iglesia de San Julián, coincidiendo con la fiesta sacramental. En Luanco -sin contar las diferentes parroquias del concejo gozoniego- comulgarán 34 chavales el próximo domingo; en Piedras Blancas (Castrillón), 61 el día 29 y treinta en Las Vegas (Corvera) los días 5 y 12 de junio.

Los pequeños dejarán atrás días de catequesis ante la inminente celebración religiosa. Dicha fiesta se ha convertido, con el paso de los años, en un acto social comparable con una "boda en miniatura" que tiene como protagonistas a los niños. Lejos sin embargo del importante desembolso económico que realizaban las familias hace años, las comuniones son cada vez más sobrias. El gasto medio por familia ronda ahora, igual que hace tres años, los 3.000 euros.

La mayoría de los párrocos de la comarca aconsejan a la mayoría de las familias hacer de la primera comunión un acto sencillo y emotivo lejos de la parafernalia comercial. El banquete y los trajes suponen, habitualmente, un importante desembolso económico para las familias si bien cada vez ganan más adeptos las comidas informales tipo "espicha" con los más allegados. En cuanto a la vestimenta, algunas parroquias cuentan con túnicas para los niños. También está cada vez más extendido el alquiler de trajes o la adquisición de los mismos en tiendas dedicadas al reciclado de ropa.

Aún así, quien desee hacer una comunión "tradicional" debe sumar los complementos para los vestidos -adornos para el pelo, zapatos, calcetines-, el álbum fotográfico y los recordatorios así como los recuerdos para los invitados a la fiesta.

A la factura de la comunión hay que añadir en ocasiones un servicio de animación infantil y baile, dirigido éste principalmente a los invitados que peinan canas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine