12 de junio de 2016
12.06.2016
Lne.es »
CASTRILLÓN

La falta de normativa dificulta la oposición a las playas de perros

"Vamos a impedir que los coches que vengan con mascotas bajen al playón", dicen los vecinos de Bayas

12.06.2016 | 13:35
El aeropuerto, la playa de Bayas y, al fondo, la isla de La Deva.

Los vecinos de Bayas están en pie de guerra para evitar que una zona del playón se habilite para el disfrute de los perros. Los 114 residentes en la localidad han firmado un manifiesto contra la iniciativa que ya presentaron en el Principado y en el Ayuntamiento de Castrillón. Si no consiguen para la decisión municipal sopesan convocar movilizaciones. "Vamos a impedir que los coches que lleguen con perros accedan a la playa", afirma el presidente de la asociación de vecinos, Manuel Redondo, que lamenta la falta de normativa al respecto.

El Pleno de la Corporación castrillonense aprobó el pasado 26 de mayo la modificación de la ordenanza municipal del uso de los arenales con los votos favorables de IU, el PSOE y Foro; la abstención del PP y Ciudadanos y el voto en contra de Castrillón Sí Puede (marca de Podemos en el concejo). La modificación de la normativa es la que permite habilitar una zona para la estancia de perros en el extremo occidental del playón, que limita con Los Quebrantos (Soto del Barco).

La modificación de la ordenanza de uso y disfrute de las playas amplía en 30 días el periodo para que las mascotas puedan acceder a los arenales. Está prohibido llevar perros a las playas entre el 15 de mayo y el 15 de septiembre. Hasta ahora la prohibición era entre el 1 de mayo al 30 de septiembre.

"El Ayuntamiento de Castrillón delimitó hace años una zona nudista, en concreto la única zona de baños de toda la playa, y algunos vecinos sintieron vulnerados sus derechos. En ningún momento los responsables del Ayuntamiento se dirigieron a nosotros para comunicarnos la decisión de autorizar la estancia de perros en el playón todo el año", manifiesta Manuel Redondo.

Las mascotas son en muchas ocasiones el centro de enfrentamientos entre los ciudadanos y las administraciones públicas. La construcción de una perrera comarcal se está dilatando desde hace casi 20 año porque todas las propuestas realizadas por los ayuntamientos de la comarca de Avilés fueron duramente contestadas por los vecinos de la zona en la que se proyectaba el albergue.

La ausencia de una normativa autonómica clara sobre la autorización de playas para perros es otra de las trabas con las que se encuentra los ciudadanos que rechazan esa iniciativa. Los vecinos de Bayas apelan a que el playón y la isla de la Deva están declarados por el Principado Monumento Natural con unas exigencias de conservación de los espacios en los que, dicen, no caben áreas para mascotas. El Principado declaró Monumento Natural el playón de Bayas en 2002. Asimismo, está incluido en Lugar de Importancia Comunitaria Cabo Busto-Luanco y en la Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA). "La normativa de los monumentos naturales no hace referencia al asunto de los perros. En el Principado nos dijeron que se trata de una demanda ciudadana nueva y que no se daba en 2002", señala el dirigente vecinal.

En Asturias, existe la ley 13/2002 de 23 de diciembre de tenencia, protección y derechos de los animales que no hace referencia a las playas para perros. Sin embargo, en las normas de uso de la reserva natural integral de Muniellos se especifica que no se permite la entrada de animales domésticos. "Vamos a impedir que los perros campen a sus anchas en el playón de Bayas", aseguran los vecinos de la localidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine