30 de enero de 2017
30.01.2017

El gallo de fuego se pasea por el centro de Avilés

Alrededor de medio centenar de personas dieron la bienvenida al nuevo año chino con un pasacalles con dragones y el león dorado

30.01.2017 | 10:04
El gallo de fuego se pasea por el centro de Avilés

El gallo de fuego se paseó ayer por el centro de Avilés. Y no fue casualidad. La academia de chino en Asturias Chinoastur organizó como ya había hecho anteriormente los actos de bienvenida al año nuevo chino con distintas actividades, entre ellas un colorido pasacalles en el que participaron alrededor de medio centenar de personas sin contar al público que siguió los movimientos de dos dragones que intentaban comerse la bola de la felicidad y del león dorado, símbolo de la fuerza y el poder. Entre el público estaban también algunos de los participantes de la cuarta edición de "Master Chef Junior", que este fin de semana han asistido a una "quedada" en Avilés.

La fiesta comenzó con algo más de media hora de retraso en la plaza de España. Los organizadores, ataviados para la ocasión, desfilaron por El Parche y las calles La Ferrería, San Bernardo y La Cámara deteniéndose unos minutos tanto en la plaza de Carlos Lobo como en la de Camposagrado. Poco después de la una, Jie Shi ofreció una conferencia sobre el año del gallo de fuego, con el que el calendario chino estrena el año 4715. Seguidamente, hubo exhibiciones de tai chi en la explanada de Las Meanas. Entre otros, José Manuel García Muñiz, instructor de la academia Cuerpo y Mente, ofreció demostraciones de "manos vacías" y armas, concretamente de abanico, espada jian y sable daun. Esta última arma, explicó, se conoce como la de los "cien días", que es el tiempo que debe empeñar un alumno para conocer las nociones básicas.

Caligrafía y té

Los participantes en la fiesta de bienvenida al nuevo año chino finalizaron el acto con el "Baile de los leones", y a las tres de la tarde disfrutaron de una comida en el restaurante chino "Shanghai City". Los comensales tuvieron la oportunidad de catar productos típicos de esta fecha que, salvando cualquier distancia, podría compararse con la celebración de la Nochevieja en España.

Las actividades continuaron ya por la tarde con un taller de caligrafía y una degustación de té en un establecimiento hotelero del centro de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine