26 de marzo de 2017
26.03.2017

El PP censura el poco gasto municipal y la falta de diligencia en el cobro de deudas

Los populares ven al PSOE incapaz para administrar los recursos públicos al no haber gastado 6,7 millones de las partidas sociales y económicas

26.03.2017 | 01:58

"Tenemos un gobierno que gestiona mal el presupuesto y eso se ve en la ciudad; Avilés está peor de lo que estaba el año anterior", aseveró Alfonso Araujo, concejal del PP, a la vista de la liquidación del presupuesto de 2016, que cerró con un remanente de 6,7 millones de euros. Para el edil del PP, ese dinero no se ejecutó porque el PSOE fue "incapaz" de administrar los recursos públicos, incluso en los programas "estrella", como las políticas sociales, "donde dejó sin gastar el año pasado 1,4 millones de euros. "Esto ocurre porque es un gobierno débil, en minoría y con dos concejales, la de Festejos y el de Personal, a los que les abundan los problemas, que se pasan más tiempo en el juzgado que en el Ayuntamiento y que no son muy diligentes en el gasto", sentenció Araujo.

El presupuesto de 2016 fue de 70,9 millones de euros, de los que se ejecutó el 87 por ciento, "que es una cifra muy baja". Además, quedaron pendiente de cobro unos 6,6 millones de euros: "Las gestiones de cobro son muy mejorables; se tendrían que hacer de manera más eficiente. Si se hubiera recaudado ee dinero, tendríamos disponibles 12 millones de euros para gastar en la ciudad. Que espabilen", afirmó Araujo. Otro capítulo es el endeudamiento, cifrado en 27,3 millones de euros: 619 euros por habitante, "más que en 2015". "Algo no casa: tenemos un presupuesto alto, se gasta poco, el endeudamiento sube y no se cobra lo que se debe y, además, el gasto por habitante también bajó -769 euros frente a los 789 de 2015-. Esto no se explica más que por la mala gestión del gobierno", reiteró el concejal del PP.

Para Alfonso Araujo, los datos de la liquidación del presupuesto "contradicen la visión triunfalista de la Alcaldesa", que en el pasado Pleno destacó "el alto nivel de ejecución en todas las áreas de gobierno en un año muy complejo", con una prórroga presupuestaria que les impidió "tener un presupuesto plenamente ajustado" a sus objetivos como gobierno. Así, el concejal del PP destacó que en el capítulo de servicios públicos básicos -seguridad ciudadana, protección civil, vivienda, vías públicas, parques y jardines, pavimentos...- hubo un remanente de 3,9 millones; en el de protección social -atención a las personas dependientes, fomento del empleo...- sobraron 1,4 millones de euros, y en programas sociales, otro millón. Respecto a educación, cultura y deportes, hubo un remanente de 451.000 euros y en promoción económica, otros 451.000 euros. "Parece que nos sobra el dinero y que no hay problemas en la ciudad. Ese dinero tendría que estar gastado al cien por ciento", clamó Araujo.

Constantino Álvarez, concejal del PP, afirmó, por todos esos motivos, que la concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, "suspende" en su cometido: "Es la que tiene que estar vigilante de que sus compañeros gasten el dinero de la mejor manera posible en pro de la calidad de vida de los ciudadanos. Debe mejorar su actuación".

Araujo abundó aún más y afirmó que en el Ayuntamiento hay dinero en el cajón sin gastar de los créditos que se solicitaron en los años 2014, 2015 y 2016, que suman en total casi 4 millones de euros. "Es una falta total de previsión. Esos créditos, que están en el cajón, está generando unos intereses al Ayuntamiento", afirmó el edil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine