13 de abril de 2017
13.04.2017

Cinco notarios para el récord mundial de la Comida en la Calle

Los comensales tendrán que estar sentados a la mesa a las 14.45 horas para entrar en el "Guinnes" de banquetes populares

13.04.2017 | 02:41
Comensales en la calle Rivero, en la Comida en la Calle de 2016.

Los comensales de la XXV Comida en la Calle, que tomará el Lunes de Pascua el casco histórico de la ciudad, tendrán que estar sentados entre las 14.45 horas y las 15.30 para que la celebración pueda entrar en el "Libro Guinness de los Récords". Será en esos 45 minutos cuando cinco notarios contabilicen los participantes. Para hacerlo, se establecerán cinco rutas y las primeras zonas en las que se pasará revista serán la plaza de España, La Fruta, San Francisco, La Ferrería y Sabugo.

Para que la de Avilés sea reconocida como la mayor comilona del mundo tienen que superarse los 9.450 comensales, la marca que mantiene a la ciudad mexicana de Metepec como la primera del ranking por su encuentro gastronómico de tacos. Para la Comida en la Calle, hay 14.467 inscritos, pero no cabe confiarse. Los notarios solo registrarán a aquellas personas que estén sentadas en sus sitios, por lo que el Ayuntamiento pide la máxima colaboración. "No será tarea fácil porque es condición indispensable que todos estemos sentados en el momento del recuento, que se producirá entre las 14.45 horas y las 15.30 horas", insistió la concejala de Festejos, Ana Hevia.

Los notarios que recorrerán la mesa kilométrica son Carmela Noguera, Juan Álvarez Valdés, Luis Sobrino, Arturo Ezama y Fernando Ovies. Ellos mismos anunciarán nada más terminar el recuento si se consigue el hito, y de lograrlo se enviará la documentación al "Guinness World Records" para comunicar que en Avilés se celebra la mayor comida en la calle del mundo. "Agradecemos a los notarios, todos ellos con despacho en la ciudad, su implicación y colaboración para dar fe de este intento de entrar en el 'Libro Guinness de los Récords'", añadió Hevia. Cada una de las cinco rutas establecidas será examinada por un notario y de cumplirse las previsiones cada uno tendrá que numerar a unas 3.000 personas en apenas 45 minutos.

La Comida en la Calle es el plato fuerte de las Fiestas del Bollo, celebraciones con más de un siglo de historia y declaradas de Interés Turístico Nacional en el año 1972.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine