08 de abril de 2018
08.04.2018

Principets, escaparate de las protectoras para la adopción de perros

Los albergues asturianos muestran en el salón avilesino de las mascotas los canes susceptibles de ser acogidos

08.04.2018 | 02:53

Los perros con pedigrí participantes en las distintas pruebas de las exposiciones caninas que se celebran en el Salón de mascotas del Principado de Asturias, Principets, comparten este fin de semana espacio en La Magdalena con otros de razas no tan puras que han sido abandonados y que esperan encontrar un hogar de adopción.

Cerca de una docena de protectoras de animales acuden al pabellón de exposiciones avilesino con algunos de sus animales para despertar sensibilidades entre los amantes de los perros y con la ilusión de conseguir para ellos una familia. "Los entregamos desparasitados, vacunados, esterilizados y con el chip ya puesto, señala Rocío Miravalles, de Convive, una pequeña protectora aún de corta trayectoria.

Los perros pequeños, con un peso inferior a los diez kilos, son los primeros en ser adoptados, según comenta Alejandra Mier, de la Fundación Protectora del Principado, que ayer llevó cinco perros a Principets para tratar de encontrarles un dueño. Con el objetivo de facilitar el proceso de adopción, esta asociación cuenta con una etóloga veterinaria (experta en comportamiento canino) que ayuda a las familias adoptantes en el proceso de adaptación del animal a la nueva vida. Dado que los perros de gran tamaño presentan más dificultades a la hora de ser adoptados, Alma Animal Astur, protectora que gestiona el albergue de Mieres, llegó al salón de mascotas con varios mastines abandonados en el concejo. Esta asociación atiende unos 40 perros en el albergue y otros tantos a través de casas de acogida, explicó Marta García.

Principets atrajo durante toda la jornada a cientos de personas, muchos de los visitantes accedieron con sus perros para tomar parte en las diferentes pruebas, caso de Paula Chávez, que presentó a dos samoyedos blancos al concurso de morfología y belleza; otros lo hicieron por cuestiones profesionales, como Isma Fernández, adiestrador de Gijón, que pidió a los dueños de los perros "no pegarles nunca, no meterles miedo y tener empatía y paciencia porque a las bravas no se consigue nada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine