Blog 
Aprender con internet
RSS - Blog de Ruben Galiza

El autor

Blog Aprender con internet - Ruben Galiza

Ruben Galiza

Me llamo Rubén Gómez y soy Diplomado en Magisterio en la especialidad de Educación Física. Actualmente trabajo de funcionario y al igual que aquí, escribo en varios periódicos y revistas acerca de la enseñanza y la educación.

Sobre este blog de Cultura

Blog destinado a que todos aprendamos un poco más cada día de las nuevas tecnologías y de todo lo que se inventa y expone en la red. Todo ello como base para una aplicación ludico-didáctica en el entorno familiar.


Archivo

  • 17
    Abril
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura SOCIEDAD empleo trabajo Formacion soldadura

    ¿Por qué nos podría beneficiar el aprender a soldar?

    Internet, se ha convertido en toda una referencia a la hora de aprender cualquier disciplina, ya sea dibujo, pintura, canto o incluso soldar con estaño. Si quieres aprender a hacer esto último, has llegado al sitio adecuado puesto que vamos a ofrecerte algunos consejos clave para que puedas aprender esta disciplina de forma sencilla a través de la Red, donde encontrarás un sinfín de tutoriales y cursos para inexpertos.

     

    ¿Para qué sirve soldar con estaño?

     Â¿Por qué nos podría beneficiar el aprender a soldar?

    Esta es la forma más usada en electrónica, ya que así se garantiza la circulación de corriente entre los diferentes componentes de un circuito. Gracias a este tipo de soldadura, se consiguen uniones muy fiables y definitivas para así sujetar los componentes en su composición y soportar bien los golpes y vibraciones.

     

    ¿Cómo tiene que ser el soldador?

     

    Si quieres que tu soldador sea de los 4 mejores del mercado, deberías saber cuáles son las características que tiene que presentar.

     

    El soldador manual que es una herramienta muy sencilla. Las puntas del soldador deben tener un tratamiento anticorrosivo puesto que al adquirir altas temperaturas y estar expuestas al aire, tienden a oxidarse e irse deshaciendo. Asimismo, el tamaño y la forma de la punta dependerán del modelo de soldador y la utilización que vayas a hacer de eta.

     

    Otra de las cosas importantes de esta herramienta es la potencia, que va a depender de la cantidad de calor que tengas que utilizar para realizar la soldadura. Esto, a su vez, dependerá del tamaño de la zona a soldar.

     

    Debes saber que existen una gran variedad de soldadores en el mercado. La mayoría, se alimentan de 220V directamente o a través de un transformador. También, hay modelos de 12V que se conectan a la toma del enchufe del coche y también hay otros que utilizan gas butano.

     

    ¿Cómo hay que soldar con estaño?

     

    En Internet, como ya te hemos dicho, vas a encontrar numerosos vídeos para aprender a soldar con estaño. Pero, si eres de los que prefieren verlo por escrito, te mostramos cuáles son los diferentes pasos que debes seguir para soldar con este material.

     

    Lo primero será enchufar el soldador a la red eléctrica, asegurándote siempre que lo enchufas en la toma de corriente adecuada.

     

    Luego, presta especial atención al elemento que quieras soldar mientras se calienta la herramienta. Si son dos terminales de cable, deja al descubierto el metal retirando con un cortador cualquier forro o recubrimiento, ya que los elementos que quieras soldar deben estar limpio y brillosos, sin ningún tipo de suciedad.

     

    Para soldar, deberías utilizar el estaño con un alto contenido de plomo ya que el plomo da cierta flexibilidad evitando así que se parta con las vibraciones y movimientos.

     

    Asimismo, para soldar mejor, deberías considerar que el cable de estaño tuviera resina.

    Otra de las cosas en las que te tendrías que fijar sería en el calibre del estaño. Lo aconsejable es siempre usar un estaño más bien fino, de 1 mm como máximo.

     

    También, otra cosa ideal es que la punta del soldador tenga una punta con aleación de plata, ya que si es de acero o cobre, deberías rasparla de forma abundante hasta dejar al descubierto el metal brilloso.

     

    Cuando ya hayas hecho estas comprobaciones previas, deberías acomodar los elementos a soldar, posicionándolos bien para unirlos.

     

    Y, por último, ya es el turno de que empieces a soldar, acercando el soldador y el estaño simultáneamente a la superficie a soldar para que se encuentren al mismo tiempo. Eso sí, nunca soples ni trates de enfriar la soldadura, deja que se enfríe normalmente.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook