«Hemos aguantado bastante y es hora de tomar decisiones», dice Rey de AIGRAS

El alcalde de Grado critica la actitud de su socio Alejandro Patallo, que sondea al PSOE para tratar de echar al PP y a Foro del gobierno local

27.03.2013 | 00:00
Antonio Rey.
Antonio Rey.

Grado, Sara ARIAS


La crisis de gobierno en Grado aumenta con el paso de los días y todo indica que el pacto va a saltar por los aires. El alcalde de Grado, Antonio Rey (PP), anunció ayer que su partido y Foro Asturias, miembros del equipo de gobierno, junto con AIGRAS, tomarán una decisión respecto a los independientes hoy tras la polémica surgida por la postura de AIGRAS contraria a la supresión de la Agencia de Desarrollo Local moscona. «Hemos aguantado bastante, es hora de tomar decisiones y que (Alejandro) Patallo (el líder de AIGRAS) lleve a efecto lo que tiene en mente desde hace bastante tiempo, si alguien se lo consiente», dijo Rey.


Y es que, según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA, Patallo ha sondeado al PSOE (partido del que fue expulsado hace casi diez años por no dar el apoyo a IU en la Alcaldía) para ver las posibilidades de un hipotético pacto con los socialistas y echar a Rey de la Alcaldía. Sin embargo, parece que el PSOE se muestra reacio al acuerdo. Además, la unión de PSOE y AIGRAS requeriría contar también con el apoyo de IU para poder desbancar al PP y a Foro del gobierno.


El futuro de la ADL ha hecho tambalearse al tripartito moscón. En este sentido, Patallo instó a Rey a tomar en cuenta otros asuntos más importantes que la eliminación del servicio. Y Rey le contesta: «Patallo pretende demostrar que es él quien ordena y manda en este equipo de gobierno, e incluso parece que dio órdenes al Alcalde y que éste no las cumplió. Pues bien, en nuestro grupo no se aceptan órdenes, se aceptan acuerdos». Al tiempo que advierte que no acepta «presiones de nadie y menos lecciones sobre atención, trabajo y dedicación».


Por otra parte, el regidor popular quiere dejar claro que «al Alcalde lo elige el pueblo, ganando unas elecciones por mayoría o bien dándole la necesaria para pactar. A AIGRAS lo primero no le ocurrió y lo segundo lo pactó, pero no a cambio de cualquier cosa».


Respecto a la Agencia, Rey mantiene su decisión de no mantener un servicio que no cuenta con su financiación asegurada, lo que derivaría, según el regidor, en problemas económicos. El coste del servicio es de 98.224 euros anuales; con la subvención regional sólo se cubrirían 25.000 euros. Rey dice que de seguir la forma de gobernar de Patallo, el Ayuntamiento de Grado estaría en bancarrota. También se extraña del nuevo posicionamiento de AIGRAS cuando defendieron la supresión de la Agencia y se echó a una empleada: «No dijeron nada».


La supresión de la ADL se está convirtiendo en el dolor de cabeza de los miembros del equipo de gobierno, que tras el desmarque de AIGRAS puede terminar con el pacto tripartito.

Enlaces recomendados: Premios Cine