Unas cuentas que evitan cualquier guiño innecesario a la izquierda

05.01.2016 | 02:19

El cerrado rechazo de Somos e, incluso, IU al presupuesto municipal de Siero se puede interpretar como la clásica oposición política a un proyecto ajeno, pero un análisis detallado de las cuentas revela que el PSOE tampoco sacrificó ninguno de sus objetivos, primarios o secundarios, por hacer algún guiño hacia la izquierda que podría haber allanado el camino del acuerdo.

La congelación de las ayudas de solidaridad y cooperación es uno de los puntos más expresivos, como también la reducida partida para luchar contra los desahucios, que quedó limitada a 15.000 euros. "Destinan el mismo dinero a puesta en funcionamiento de fuentes ornamentales que a paliar los desahucios", afeó Javier Pintado a los socialistas.

Esos supuestos "recortes" (según las izquierdas) en Servicios Sociales no afectaron, sin embargo, a Cáritas Parroquial y el Asilo de ancianos, cuyo carácter benéfico (y religioso) no satisface ni a IU ni a Somos. Dos fuerzas que atacaron por ese flanco unas cuentas que no precisaban de su voto ni de su beneplácito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine