Lne.es »
Braña de Zarameo

Bosques y brañas de cuento

05.03.2016 | 05:07

La subida a la Braña de Zarameo desde Oviedo parte de la autopista A-63 en dirección a Grado. Salimos en Trubia, donde cogemos la carretera que se dirige a Proaza. Pasamos Proaza y nada mas atravesar Caranga tomamos la carretera AS 228 que se dirige a Teverga hasta las Ventas, en el kilómetro 24 de la ruta.

De Las Ventas a Santa María. Iniciamos el recorrido en la localidad de las Ventas. A la entrada del pueblo nos encontramos con una carretera a la izquierda que conduce a Santa María. La carretera transcurre a la sombra de los árboles. Tiene al inicio una fuerte pendiente. En los taludes apreciamos gran cantidad de helechos y tipos diferentes de musgos que ocultan la piedra .

Por Pico Castiello a Sierra de Peña Collada. Seguimos dirigiéndonos a los contrafuertes del Pico Castiello en la Sierra de Peña Collada, hasta que vislumbramos las primeras casas de Santa María. Un poco antes de llegar al pueblo nos encontramos un camino de hormigón que sale a la derecha y que tiene un cartel que pone "La Variante". En una de las fuertes curvas a la derecha sobre ella se encuentra una peñona cuarcítica. En el alto, se encuentran semienterrados los restos de un antiguo castro celta llamado El Torrichón

Seguimos por el camino en fuerte pendiente. Echando la vista atrás, tenemos una bonita vista de los montes que conforman la foz de entrada a Teverga, con el Pico Zaraméu a la izquierda. Poco después llegamos al barrio más elevado de Santa María. Tras pasar las últimas casas del pueblo, el hormigón finaliza convirtiéndose en una pista de tierra que atraviesa un pequeño pinar, para salir a una zona de monte bajo, desde donde tenemos una excelente vista de la Sierra de Gradura y de la aldea de Fabar. Llega un momento en que la pista se vuelve llana. Una portilla metálica que nos da entrada al Collado de Minchadorio.

La majada de Mingoyo y el Pico Gorrión. En este lado se encuentra una preciosa braña a los pies de la Peña Collada y donde vemos una manga ganadera para recoger el ganado. En el collado aparece ante nosotros la majada de Mingoyo y el Pico Gorrión cerrando el valle. Así como en primer plano una verdosa campera en un pequeño collado (a menor altura que nosotros) hacia el cual tenemos que ir después de pasar la Braña de Zarameo.

Los dos caminos del collado de Cochadiella. Desde el collado tomamos dirección sur siguiendo por la línea de cumbres hasta que llegamos al collado de la Cochadiella a cuyo final nos salen dos caminos perfectamente marcados, uno a cada lado del mismo. Seguimos por el camino de la izquierda que bordea la vaguada que forma el reguero de Mingoyo y desde donde tenemos una excelente visión de la Peña Collada y del collado de Minchadorio y enfrente la Sierra de Caranga. Vamos casi en llano y encontramos a la derecha una amplia campera con multitud de espinos blancos.

Los acebos del Mayáu la Espina. Un poco por debajo encontramos la Braña de Zaraméu o Mayáu la Espina, al abrigo de un precioso bosque de acebos y al pie de la Sierra de la Sobia: Aquí existen unas cuantas cabañas, algunas semiderruidas y otras arregladas y desde donde tenemos una excelente vista, viendo abajo el pueblo de Caranga, a la izquierda Peña Collada, enfrente la Sierra de Caranga y al fondo la Sierra del Aramo. Aquí tenemos la opción de regresar por el mismo camino o seguir por el siguiente, unos 3 kilómetros mas largo.

Atravesamos la campera girando levemente a la izquierda, para encontrarnos con una pista que al cabo de un trecho se interna en un bonito hayedo que nos da entrada a la pequeña lomba del Colladín, llena de abedules y avellanos. Seguimos por la campera llegando a la majada de Mingoyo, que vimos al llegar al collado de Minchadorio a los pies de Peña Collada.

En las estribaciones de Peña Collada. La ruta se escora ligeramente a la izquierda para coger una pista que sale al final de la campera. Descendemos por la pista a través del hayedo acercándose a las estribaciones de Peña Collada. Seguimos el descenso hasta que nos encontramos con un cruce, en el lugar conocido como Cantu la Bobia, casi a la altura donde el Mingoyo desemboca en el río Zaraméu y donde nos encontramos con una fuente para reponer el agua gastada. Aquí debemos seguir por la pista de la izquierda. Merece la pena contemplar por donde hemos caminado, entre el Pico Gorrión a la izquierda y la Peña la Collada a la derecha.

En ascenso hasta el Collado de Olid o de la Rebollosa . La pista asciende ligeramente hasta alcanzar el Collado de Olid o de la Rebollosa, desde donde tenemos unas vistas impresionantes de la Sierra de la Mortera de Caranga así como las Peñas de Toriezu y el Pico Gorrión al oeste. La pista desciende adentrándose en un bello pinar. Descendemos en zig-zag llegando a la zona baja del valle donde predomina el castaño. Nos encontramos con la "Senda el Oso".

Aguas arriba, junto al embalse Azud de Olid. Seguimos aguas arriba (izquierda) pasando junto al embalse Azud de Olid, disfrutando de la placidez de y las bellas panorámicas que el río Teverga nos ofrece en esta zona, en contraste con las más salvajes de las brañas por las que hemos pasado. Poco después alcanzamos Las Ventas, lugar donde hemos comenzado la ruta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine