18 de mayo de 2017
18.05.2017

Un vecino de Quintes bloquea el paso a los maderistas, "harto" de los caminos dañados

"Dos veces no pudo pasar la ambulancia", se queja Juan Mieres, que despejará hoy la vía tras recibir la promesa de un arreglo

18.05.2017 | 03:42
Juan Mieres, ayer, junto al vehículo que obstaculizaba el camino en Quintes e impidió los trabajos de la maderera.

Juan Mieres, vecino de Quintes (Villaviciosa), impidió ayer el paso de maderistas por un camino público que da acceso a su casa, en el barrio de Santa Ana. Lo hizo atravesando un coche que retirará hoy, después de obtener el compromiso que estaba esperando. "Me dijeron que iban a reclamar lo que destruyera la maderera y que nada más acabar la saca iban a hormigonar uno de los dos tramos", explicó Mieres a primera hora de la tarde, tras una conversación con el concejal Juan Rubio.

Al vecino de Quintes no le han dado una fecha exacta, pero sí le han transmitido que "enseguida" arreglarán los destrozos que la saca de madera pudiera ocasionar. Mieres aclara que no se opone a que saquen madera, pero reclama la reparación de los desperfectos que provoca esta actividad al emplear maquinaria pesada.

"Cuando llegué aquí hace veinte años el camino estaba perfecto, mucho mejor que la carretera, que ni existía", rememora el afectado, quien dos décadas después está "harto" de que los daños no tengan consecuencias. Se ha enfrentado en varias ocasiones a esta situación, pero la peor sucedió hace poco menos de dos años: "En dos ocasiones la ambulancia no pudo pasar", relata el vecino, quien entonces estaba gravemente enfermo y al que tuvieron que trasladar en un coche particular.

Hay otro supuesto, el de un incendio (que ya se ha dado) en el que el acceso de los bomberos podría verse dificultado por el mal estado en que las empresas maderistas dejan los caminos. "Ocurrió una vez donde ahora van a sacar la madera", explicó Mieres.

Intervino la Guardia Civil

El bloqueo del camino por el que los maderistas tienen que acceder para sacar la madera provocó la intervención ayer de la Guardia Civil. Un agente explicó a Mieres que la obstaculización del camino público y las consecuencias de que (como asegura el vecino) la empresa no tenga licencia para la saca llevan caminos diferentes. Por lo primero el afectado, que hoy retirará el vehículo, se enfrenta a una multa de 200 euros diarios. Lo segundo, continuó el agente, conllevará la pertinente denuncia una vez se realice la saca, no antes. El mes pasado fue la asociación de vecinos "La Parpayuela" de Quintes, la que denunció los "continuos problemas" que tienen con las empresas madereras, también por no reparar los daños que provocan con su actividad. El colectivo presentó en el Ayuntamiento dos denuncias (de abril y septiembre de 2015, respectivamente) por los destrozos en caminos, cunetas y canalizaciones de agua ocasionados por una de estas empresas y que aún no se han reparado. Tampoco en la asociación están en contra de la saca de madera, "pero siempre en ciertas condiciones" en las que no se perjudique a los pueblos del entorno, precisan los afectados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine