26 de junio de 2012
26.06.2012

Soria desoye el ultimátum que lanzaron los sindicatos y no los recibirá hasta mayo

Las centrales exigieron la convocatoria de la comisión del plan del carbón con la presencia del Ministro para esta semana y amenazaron con movilizaciones

26.04.2012 | 05:22
José Manuel Soria, ministro de Industria, en el Senado.

Mieres / Langreo,


Andrés VELASCO


La partida entre los sindicatos mineros y el Ministerio de Industria, con el futuro del sector del carbón en juego, sigue su curso. Tras el envite lanzado la pasada semana por el SOMA-FITAG-UGT y CC OO, que dieron un plazo de siete días -expira hoy- para ser recibidos por el Ministro, José Manuel Soria, bajo la amenaza de movilizaciones, éste ha optado por lanzar un órdago a la grande y desafiar a las centrales, rechazando sus pretensiones y rebajándolas de forma notable. Soria sí ha aceptado verse con los sindicatos cara a cara, pero a su manera y bajo dos premisas con las que intenta afianzar su mano. Primero, el encuentro no será esta semana, sino en una fecha sin concretar durante el mes de mayo. Y en segundo lugar, el marco no será la Comisión de Seguimiento del Plan del Carbón, sino en una reunión de trabajo a la que permitirá asistir a un representante por sindicato y a otro de la patronal Carbunión.


Las centrales sindicales mineras reaccionaron de forma contundente la pasada semana tras la celebración de la Comisión de Seguimiento, cuando el Secretario de Estado de Energía, Fernando Martí, les comunicó una noticia dramática para el sector. El Ministerio de Hacienda había planteado en la propuesta de Presupuestos Generales del Estado un recorte del 70% en las ayudas a la producción del carbón, algo que a juicio de los sindicatos y de la patronal Carbunión, supondrá el final de la minería de forma inmediata. Es más, durante el encuentro, el presidente de Carbunión, Victorino Alonso, llegó a ofrecer al Gobierno las llaves de los pozos de forma irónica, mientras que los sindicatos afirmaron que con esas cantidades las empresas no llegarían vivas al mes de junio. Fue entonces cuando el SOMA-FITAG-UGT y la Federación de Industria dieron un plazo de una semana a José Manuel Soria para convocar un nuevo encuentro en el que él mismo estuviera presente para tratar de revocar la decisión del Gobierno. En caso de no ser recibidos, articularían una respuesta en forma de movilizaciones. El plazo expira hoy, pero ya desde ayer se conoce que el titular de Industria no va a ceder ni un ápice ante la presión de los sindicatos, conlleve lo que conlleve.


El SOMA-FITAG-UGT aseguró ayer que estaba estudiando una respuesta ante la postura del Ministro, aunque evitó ir más allá hasta que no se tome una decisión definitiva. Por parte de la Federación de Industria de CC OO sí que hubo reacción, en boca de su Secretario General en Asturias, Maximino García, quién aseguró sentirse «enojado», e indicó que «la situación del sector no está para alegrías, y la decisión de Soria está en la línea de lo que el Gobierno piensa, que es cerrar el sector este mismo año». Además, lamentó que «en el año 2012 se pongan estos impedimentos a negociar con los representantes legítimos de los trabajadores». «Vamos a hacer todo lo posible porque la reunión se de cuanto antes», indicó García, quién vaticinó sobre una posible solución para la salvación del sector que «posibilidades existen, lo que no parece que haya es voluntad política de llevarlas a cabo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine