Las discrepancias entre el Estado y Sogepsa

Langreo iniciará la próxima semana el trámite para el derribo del viejo cuartel

El plazo fijado para que el Ministerio aborde reformas acaba en unos días, con el gobierno local amenazando con afrontar la obra unilateralmente

27.06.2016 | 13:54
El viejo cuartel de la Guardia Civil de Langreo.

El Ayuntamiento de Langreo reclamará el derribo del viejo cuartel de la Guardia Civil en cuanto expire el plazo dado a la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de Seguridad del Estado (GIESE), entidad adscrita al Ministerio del Interior, para ejecutar obras de reforma o afrontar su demolición. La primera semana del próximo mes concluye el plazo de dos años fijado en el anterior mandato tras la declaración de ruina económica, aseguró el alcalde, Jesús Sánchez. Durante este periodo "no se ejecutaron trabajos de mejora", indicó.

El Ayuntamiento analizó dos fórmulas para abordar el derribo del acuartelamiento ubicado en Langreo Centro, que presenta un avanzado estado de deterioro. Una de ellas era el impulso de un nuevo expediente y otra aguardar a que venciese el plazo dado al GIESE. Finalmente decidió apostar por esta segunda y ahora ya puede reactivar la actuación.

Para ello, el gobierno local, que componen IU y Somos, se dirigirá a Sogepsa (Sociedad Mixta de Promoción del Suelo) y al Ministerio del Interior para instarles a demoler el edificio. Si no se lograse la respuesta esperada sería el Ayuntamiento el que acometería la actuación de forma subsidiaria para reclamar posteriormente los costes, que podrían rondar los 60.000 euros. Recurrirá tanto a Sogepsa como al Ministerio del Interior ya que están inmersos en un proceso judicial para dirimir a quién corresponde derribar el viejo cuartel en virtud del convenio suscrito entre ambos, junto con el Ayuntamiento, para construir el nuevo acuartelamiento, ubicado en la calle La Unión.

Recurso

La Audiencia Nacional condenó meses atrás a Sogepsa a hacerse cargo de la construcción, lo que implicaría que tendría que afrontar el derribo. Fijó, además, un plazo máximo de tres meses para hacerse cargo del edificio aunque finalmente el tiempo no empezó a correr al recurrir la sentencia la sociedad regional. Defiende ésta que el valor del edificio difiere del establecido en la permuta ya que refleja la entrega de un "cuartel viejo pero no ruinoso".

Sogepsa denunció la "deslealtad, cicatería e intransigencia" del Gobierno central y los dirigentes del PP al, señaló, haber acordado en 2013 que sería Interior el que derribase la vieja instalación. Desde la formación popular se denunció las "maniobras dilatorias" y la estrategia "obstruccionista" seguidas por Sogepsa para tratar de eludir "el cumplimiento del convenio". Los tribunales decidirán si es la sociedad regional o el Ministerio del Interior quien tiene que derribar el edificio o bien afrontar los gastos si es el Consistorio el que ejecuta la actuación.

El Ayuntamiento de Langreo, el Ministerio del Interior y Sogepsa firmaron, en 2006, el convenio por el que la sociedad mixta se encargaría de la construcción del nuevo cuartel de Langreo, en el barrio de El Puente. Como compensación, obtendría los terrenos de las viejas instalaciones de la Guardia Civil, ubicadas en la principal zona de expansión del concejo. Un total de 4.964 metros cuadrados para uso residencial, divididos en dos parcelas, una la correspondiente al antiguo cuartel, y otra más pequeña, anexa al nuevo edificio del barrio de El Puente. Las plusvalías podrían generar un beneficio sobre el dinero invertido en el nuevo cuartel, pero la crisis del ladrillo hizo que la zona perdiera atractivo.

Pero el Ministerio del Interior y Sogepsa no sólo han recurrido a los juzgados para dirimir la propiedad del viejo cuartel. Los tribunales decidirán también a quién corresponde el pago del IVA de la obra. Una cuantía que asciende a 544.000 euros y ha satisfecho Sogepsa hasta que se dicte la resolución judicial. Estas discrepancias mantuvieron bloqueada la entrega del nuevo cuartel por parte de Sogepsa al ministerio durante tres años. Los agentes se mudaron al acuartelamiento del barrio de El Puente a principios de 2014. Desde entonces el edificio emplazado en Langreo Centro, que se encuentra en avanzado estado de deterioro, permanece cerrado y con las ventanas y puertas tapiadas. Tiene también mallas de protección para impedir al caída de cascotes al suelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine