24 de agosto de 2016
24.08.2016
Lne.es »

Fallece un ganadero allerano tras ser embestido por un toro en La Tabierna

Un amigo encontró el cuerpo de Juan Ramón Suárez, de 79 años y vecino de Felechosa, tendido en las cercanías de su cabaña

24.08.2016 | 03:47
Juan Ramón Suárez Mejido, con gorra, con unos amigos en su cabaña de La Tabierna, en Aller.

El ganadero Juan Ramón Suárez Mejido falleció en el monte de La Tabierna (Aller) tras ser embestido por un toro. Una muerte paradójica para este allerano de Felechosa, al que los vecinos apodaban cariñosamente "Juan de Monín", después de que el ganado le diera la vida durante setenta y nueve años. Los agentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Mieres, junto a una patrulla del puesto de Moreda, hallaron ayer su cadáver en el entorno de la cabaña en la que siempre pasaba el verano. La Policía Judicial de la Guardia Civil de Mieres se encarga ahora de la investigación del suceso.

Dicen los que conocieron a Juan Ramón Suárez, soltero y sin hijos, que la puerta de su cabaña siempre estaba abierta para los que pasaban por la zona de La Tabierna. "Era la hospitalidad hecha persona", fue la expresión más repetida ayer por las calles de Felechosa. Él era vecino de la localidad, pero todos los meses de junio montaba en su caballo para pasar el estío en La Tabierna. El monte está a unos nueve kilómetros de distancia de la localidad allerana y tiene un acceso difícil, incluso, para los vehículos todoterreno.

Allí, alejado de todo, Juan Ramón Suárez era feliz. Pero esa tranquilidad que le daba la falta de accesos, fue un obstáculo para recuperar su cuerpo. Las alarmas de que algo podría haber ocurrido empezaron a saltar el lunes, cuando el ganadero faltó a una tradición: la de llamar cada día, al caer la tarde, a su hermana para decirle que todo iba bien.

Un turista madrileño confirmó ayer por la mañana la peor de las sospechas. El hombre también tiene una cabaña en La Tabierna y es un gran amigo de Suárez. Es por eso que fue a buscarlo para entregarle unos encargos, pero no lo encontró dentro de la casa. Dio una vuelta por el entorno y lo encontró, tendido sobre el verde. En su llamada al Centro de Coordinación de Emergencias, registrada a las doce y media, afirmó que el hombre no tenía consciencia y parecía ya muerto. Se movilizó un helicóptero de Bomberos de Asturias y otro de la Guardia Civil. El primero aterrizó en Felechosa para recoger a la médica del ambulatorio. También viajaba a bordo un bombero rescatador.

Los agentes del GREIM, en una rápida intervención, llegaron al lugar antes de la una de la tarde. Junto a los efectivos de la patrulla de Moreda, iniciaron en el lugar la investigación para esclarecer las causas de la muerte del ganadero. El equipo de rescate y la doctora no pudieron hacer más que confirmar el fallecimiento. También acudieron al lugar el juez y el forense, para proceder al levantamiento del cadáver.

La investigación sigue abierta pero todo apunta a que Juan Ramón Suárez perdió la vida tras ser corneado por un toro. El hombre presentaba una herida en un glúteo. El animal, según las primeras indagaciones, no era de su propiedad. La noticia conmocionó a la familia, amigos y conocidos del hombre. "Era un gran conocedor del comportamiento de los animales, pero las reses a veces tienen reacciones que nadie puede prever", señaló uno de sus compañeros infatigables en todas las ferias.

La ganadería fue el medio de vida que escogió Suárez. Fue un niño que tuvo que convertirse en hombre demasiado pronto, ya que su padre desapareció durante la Guerra Civil. Una vida dura que le hizo hombre de pocas palabras y muchos gestos. Como el del pasado viernes, cuando preparó sesenta cafés para los participantes en la ruta de Felechosa a Caleao.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine