«El Marqués» recibe 4.000 euros por el campanu del Sella

Mori se lo dedica al ribereño Ángel García, fallecido hace unos meses, porque salió en «La Escrita, el sitio que más le gustaba»

26.03.2012 | 05:47
José Manuel Mori, «el Marqués», llega con el salmón que pescó el sábado a la subasta del campanu del Sella en Cangas de Onís. | j. m. carbajal
José Manuel Mori, «el Marqués», llega con el salmón que pescó el sábado a la subasta del campanu del Sella en Cangas de Onís. | j. m. carbajal

Cangas de Onís,

J. M. CARBAJAL

El hostelero cangués César Llosa Guadalupe, que regenta el restaurante Casa Manuela, sito en la calle Celso Diego Somoano, abonó ayer la cantidad de 4.000 euros por el primer salmón echado a tierra en la presente temporada en la cuenca del Sella, el cual había sido capturado a última hora de la tarde del sábado (3,600 kilogramos de peso) por el popular ribereño José Manuel Mori Cuesta, «el Marqués».


La esperada subasta del campanu del Sella de 2012, organizada por la sociedad de pescadores El Esmerillón y el colectivo Ribereños del Sella en colaboración con el Ayuntamiento de Cangas de Onís, levantó una enorme expectación en la ciudad, pese a que la temporada arrancó el domingo anterior, pues decenas de personas se acercaron al mediodía a los aledaños del famoso puente «romano» para seguir con interés la puja, dirigida ésta por Antón Caldevilla.


Los restaurantes cangueses Casa Manuela, Los Arcos, La Cueva, El Molín y El Campanu, así como el empresario del sector del automóvil Antonio Longo Ferrero, fueron los interesados en hacerse con el preciado ejemplar, una pieza que comenzó a pujarse en la cuantía de 2.000 euros, cifra que iría incrementándose de manera paulatina mediante alzada de una tablilla -100 euros cada subida- portada por los subasteros.


El punto anecdótico lo puso Antonio Longo cuando la puja estaba en los 4.000 euros, al mantener una conversación telefónica que parecía que iba a animar un poco más la subasta. Fueron unos segundos de auténtica intriga, mientras el gentío aguardaba ansioso el desenlace de la llamada. Al final, no hubo nueva alzada y el cotizado ejemplar iría a parar a manos del hostelero César Llosa Guadalupe, quien recibió una atronadora ovación del público.


Llosa quiso demostrar con esa adquisición su apoyo a la pesca del salmón del Sella y, al mismo tiempo, reclamar la comercialización en el sector hostelero de esa emblemática especie fluvial. «Lo que pretendía, más que nada, era colaborar en la subasta del campanu del Sella y reivindicar que se puedan vender esos productos autóctonos», explicó el conocido restaurador de Cangas de Onís y vicepresidente de la asociación de empresarios de la comarca de los Picos de Europa.


«El Marqués» también quiso tener un emotivo recuerdo para uno de sus mejores amigos, Ángel García Laria, de Cañu (Cangas de Onís), fallecido hace unos meses, ya que el campanu del Sella lo pescó «en el sitio que más le gustaba a él, en La Escrita». Mori Cuesta, uno de los grandes personajes de la pesca del salmón en Asturias, quiso dedicar ese primer ejemplar de la campaña salmonera, con una voz emocionada, «a Ángel el de la Cuca y a su familia».


Posteriormente, se hizo entrega de diversos obsequios a César Llosa -como comprador del Campanu- y a José Manuel Mori -por capturar la pieza-. En la subasta, bajo una temperatura primaveral, harían acto de presencia el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro, y la diputada de FAC Marina Huerta Vega, así como una nutrida representación municipal.


Por lo demás, ni el Sella ni los otros ríos asturianos, Narcea, Nalón, Cares, Esva y Eo, pudieron aportar ayer ningún salmón a la cuenta de la temporada, con lo que se mantiene el número de ocho piezas con que se cerró el sábado, justo cuando se cumplía una semana de la apertura de la temporada. La mayoría de los cauces bajaban bastante bien, hubo buena ocupación, pero los que faltaron a la cita fueron los salmones.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine