Bolos

Pruneda suma y sigue

El naveto logra en Lieres su cuarto título del año tras derrotar a David Fernández en la final del memorial "Speroni"

05.08.2015 | 03:57
Los cuatro semifinalistas, con dos miembros de la peña Lieres.

El roscador de la peña Villa La Sidra-Titi, Javier Pruneda, sigue intratable. El naveto alzó el domingo el que es su cuarto título individual del año al derrotar en la final a David Fernández, de La Venta Los Probes de Llanes, por un rotundo marcador de 14 a 3, que no deja lugar a dudas sobre el estado de gracia que presenta el nueve veces campeón de España a sus 39 años.

La competición, en memoria del que fuera gran jugador de varias peñas emblemáticas y muchos años presidente de la peña de Lieres, Celestino Speroni, se inició con unas tiradas clasificatorias que se desarrollaron el jueves y el viernes con participantes de todas las peñas de Asturias. De esas tiradas accedieron a semifinales los cuatro primeros, que fueron, por este orden, Pruneda, Atilano Campal, David y Manolín de Con (La Venta) con 155, 146, 141, y 140 bolos.

El sábado se celebraron las dos partidas con una plaza en la final en juego. La primera enfrentó a Pruneda con Manolín de Con y el primer impuso su condición de favorito para llevarse el triunfo por un 12 a 6 que no dejó dudas sobre su superioridad, mientras que David Fernández hizo lo propio ante Atilano, al que se impuso por un incontestable resultado de 12 a 4.

De esta forma llegaron a la final del domingo dos jugadores que ya se habían visto las caras a comienzos de año también en una final y también en el concejo de Siero. En aquella ocasión Pruneda se llevó el memorial "Cajetilla" al vencer en la bolera Valentín Palacio de Pola de Siero por 14 a 9 y ese resultado le otorgaba la condición de favorito para llevarse el triunfo en Lieres.

Si bien el inicio de la partida fue disputado con sucesivos empates a 1, 2 y 3 juegos, a partir de entonces el dominio del de Villa de La Sidra-Titi fue absoluto. El ganador este año de los torneos de Cajetilla, Villa de Gijón y Cangas de Onís sacó el rodillo a pasear y sumó once juegos consecutivos que dejaron sin posibilidad de reacción a un rival que ya es uno de los grandes, pero tiene la asignatura pendiente de ganar una gran final.

El campeón ganó los juegos que puso para el pulgar de 50, 49, 45 y 34 bolos, mató para la mano 32, 36, y 37, borro para el pulgar 29, 26, 25 y 38, y se llevó los que puso para la mano de 43, 32 y 48, mientras que Fernández sólo se anotó uno que mató para el pulgar de 45 y dos que mandó a matar para la mano de 39 y 48.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine