La propiedad de una compañía con gran peso en Asturias

EDP-HC, un poco más china

El grupo asiático Gouxin declara una participación del 2% en la compañía energética, controlada desde 2011 por el coloso público China Three Gorges

17.11.2015 | 04:33

Gouxin Group, compañía china bajo control público del régimen de Pekín, ha entrado a formar parte de los accionistas cualificados de Energías de Portugal (EDP) con una participación del 2%. El país asiático ensancha así sus posiciones, ya hegemónicas, en el grupo energético propietario de la asturiana Hidroeléctrica del Cantábrico (HC), cuyos negocios y activos están agrupados ahora bajo la marca EDP España.

El nuevo accionista chino de EDP es un coloso público de la ingeniería y otros servicios relacionados con la construcción y la industria y tiene base en Beijing. La compra de títulos en la energética portuguesa se ha hecho a través de la sociedad Gouxin International Investment, filial con sede en Hong Kong. Gouxin ha comunicado que posee 73,2 millones de acciones de EDP, representativas del 2,0021% del capital. La normativa lusa del mercado de valores obliga a los accionistas a notificar sus posiciones cuando superan el 2%, de modo que la participación del nuevo accionista chino puede ser el resultado agregado de compras realizadas en distintos momentos y no necesariamente de un movimiento de los últimos días. El valor bursátil de ese 2% de EDP asciende a 231 millones de euros.

EDP estuvo bajo control público hasta fines de 2011, cuando en el contexto del rescate financiero que recibió el país de la UE y del FMI el Gobierno luso tuvo que privatizar su participación. El ganador de aquel proceso fue el gigante asiático China Three Gorges, que por casi 2.700 millones de euros se hizo con el 21,35% de EDP, convirtiéndose en el mayor accionista. La posición portuguesa entre los socios cualificados se limita ahora al Banco Comercial Portugués (BCP), que posee el 2,44%.

El resto de las participaciones significativas están en manos extranjeras. La presencia asturiana es relevante a través de Oppidum, una sociedad de cartera compartida por la Corporación Masaveu y Liberbank (con mayoría de la primera) y que controla el 7,19% de EDP. Oppidum es el tercer accionista de la compañía energética, por detrás del fondo estadounidense Capital Group, con el 17%. EDP ha captado también el interés de otro gran fondo norteamericano, Blackrock, que posee el 5% del capital. Argelia, a través de la petrolera pública Sonatrach, y Abu Dabi, por medio del fondo soberano Senfora BV, también poseen participaciones cualificadas en una compañía que en Asturias tiene una posición comercial hegemónica en la distribución y comercializacion de electricidad y gas y que es propietaria, entre otras instalaciones de generación, de las centrales térmicas de Aboño y de Soto de Ribera. Asturias acoge también la sede de EDP Renovables, filial verde del grupo.

EDP, presidida por el portugués Antonio Mexia, declaró un beneficio de 736 millones de euros hasta septiembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine