10 de noviembre de 2016
10.11.2016
Lne.es »

Duro Felguera pone en venta sus sedes de Gijón y Madrid para mejorar su liquidez

El grupo de ingeniería, que seguirá en los inmuebles como inquilino, ofrece los edificios a fondos especializados dentro de su plan de desinversiones

10.11.2016 | 11:54
Eecreación del inmueble de Madrid, inaugurado en 2015.

La compañía asturiana Duro Felguera ha puesto a la venta, bajo la condición de seguir ocupándolas en régimen de alquiler, sus sedes corporativas de Gijón y Madrid, situadas del Parque Científico Tecnológico de la ciudad asturiana y en el área empresarial del Campo de las Naciones, en la capital española.

Ambos inmuebles son las dos principales propiedades que la empresa enajenará dentro del plan de venta de activos no productivos que anunció el pasado día 3 y cuya finalidad es obtener tesorería para afrontar obligaciones inmediatas.

La compañía, que acaba de volver a recuperar la rentabilidad en el pasado trimestre tras las pérdidas en las que incurrió el año pasado y en el segundo trimestre de éste, tiene reclamaciones y arbitrajes en marcha para el cobro de 88 millones en un proyecto de Australia ya ejecutado y de 137 millones en otro en fase de finalización en Argentina. Además, tiene saldos vencidos pendientes de cobro en Venezuela por 101 millones. Estas incidencias en tres grandes proyectos (dos, energéticos y uno, logístico) fueron las causas determinantes de los "números rojos" registrados en el pasado reciente. La compañía tenía a 30 de septiembre una tesorería bruta de 108 millones y una deuda neta de 253 millones.

A la espera de resolver los contenciosos que tiene en marcha (Duro ya logró una resolución a su favor en Australia por 9 millones), el grupo asturiano está renegociando con sus bancos los vencimientos de los créditos que tiene contraídos para acompasarlos a la resolución de los conflictos comerciales que tiene planteados.

La enajenación de las sedes corporativas, mediante el sistema de venta y toma en alquiler, es un recurso financiero habitual en muchas compañías y bancos para generar recursos garantizándose el uso de las instalaciones a largo plazo. Con ello Duro persigue "evitar un deterioro adicional de la posición de tesorería", según informó el grupo a los inversores este mes. La empresa asturiana ha elaborado un cuaderno de venta de los dos inmuebles que ha trasladado a fondos especializados y ahora está a a la espera de recibir ofertas.

La sede de Gijón es un edificio concebido y diseñado para Duro y que data de 2008. Cinco años después, en 2013, fue ampliado. Dispone de más de 9.000 metros cuadrados en un área ocupada por empresas con fuerte perfil tecnológico e ingenierías, situada frente a la Universidad Laboral. El inmueble de Madrid fue adquirido a una inmobilaria e inaugurado en julio del año pasado para reunificar en él la sede del grupo y sus filiales madrileñas. Tiene 13.791 metros cuadrados de superficie útil en ocho plantas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine