03 de marzo de 2017
03.03.2017

Mercadona renuncia al 66% del beneficio para invertir 1.200 millones durante 2017

La cadena de Juan Roig logró unas ventas históricas de 21.623 millones de euros (+3,9 %), ganó 636 millones y creó 4.000 empleos en 2016

03.03.2017 | 03:51
El presidente de Mercadona, Juan Roig, en el centro, ayer, rodeado por los miembros del comité de dirección.

Mercadona ha logrado una facturación récord durante 2016 al alcanzar los 21.623 millones de euros, un 3,9 % más que el año anterior, con un beneficio neto de 636 millones (+4%) y ha creado 4.000 nuevos empleos en la compañía. El presidente de la cadena valenciana de supermercados, Juan Roig, avanzó ayer que compañía líder de la distribución comercial en España mantendrá durante este año su expansión con la apertura de treinta nuevas tiendas y prepara las obras para desembarcar en Portugal.

Con todo, su principal "compromiso" para 2017 será acometer una "inversión histórica" de entre 1.000 y 1.200 millones de euros para transformación de las tiendas de su red comercial, lo que conllevará sacrificar sus beneficios al reducirlos en dos tercios (es decir, a 200 millones) respecto los actuales. Según Roig, los accionistas de la mercantil y su comité de dirección "han tomado la decisión de quitar el foco en los beneficios a corto plazo en 2017 y 2018". En opinión del empresario, el capital de la compañía no va a suponer un freno para la transformación de la empresas. Estamos convencidos del gran valor que esta decisión va a tener para mejorar la transformación de la empresa en el medio y largo plazo".

El buque insignia de la alimentación y otros productos para el hogar ya cuenta con 1.614 tiendas en España (solo falta en Ceuta y Melilla, que están en obras) y una plantilla algo superior a los 79.000 trabajadores fijos. Este año reformará 126 establecimientos y para el año 2022 o 2023 estarán todas adaptadas a los nuevos estándares de calidad, espacios y temperatura. Mercadona prevé cuadruplicar la inversión en el mantenimiento de sus tiendas. La reestructuración de su red supondrá que 15 tiendas estén cerradas cada año hasta completar la remodelación de todas, que concluirá en 2022 o 2023, según Roig. Además, continuará la construcción del centro de proceso de datos en Villadangos del Páramo (León). En el área logística, iniciará la construcción de su principal centro de distribución de mercancías de España en la parcela recientemente comprada en Parc Sagunt, y continuará con la construcción de sus centros de Vitoria y Abrera (Barcelona).

Con el objetivo de seguir creciendo a medio y largo plazo, tiene previsto seguir impulsando en 2017 las principales estrategias abordadas ya en 2016, como sus nuevos modelos de venta, para lo que tiene previsto duplicar su inversión en formación, que alcanzará los 100 millones de euros.

Respecto a la evolución de precios, la firma de supermercados ha conseguido reducirlos un 1% de media en el conjunto de productos de su carro de la compra respecto al año anterior, "lo que contrasta con la subida del Índice de Precios al Consumo (IPC) del 1,6 % y del 0,8 %, en particular, de los alimentos en España, puntualizó Roig.

Al cierre de 2016 la empresa contaba con 126 interproveedores y más de 500 proveedores especialistas. En los planes de mejora de Mercadona está su apuesta por los alimentos frescos, horno y charcutería. La introducción del zumo fresco le ha permitido incrementar las ventas un 50 %, que supondrá una cantidad de 75 millones de kilos cítricos. También ha apostado por la introducción de nuevos productos con alto beneficio para la salud y que son conocidos como "superalimentos".

La junta general de accionistas de Mercadona, controlada por la familia valenciana, incluido el hermano del presidente Fernando Roig, propietario de la azulejara Pamesa, así como el empresario andaluz Rafael Gómez Serrano, aprobaron el pasado 1 de marzo las cuentas de la sociedad. Del beneficio total generado de 1.186 millones, Mercadona ha repartido en un más año más del 25 % con la plantilla: 300 millones en concepto de prima por objetivos, otro 25 % de las ganancias , 250 millones, se ha revertido a la sociedad en concepto de impuestos; un 40 %, alrededor de 515, se ha revertido a la empresa como recursos propios, y el 10 % restante (unos 110 millones) se ha repartido entre los accionistas vía dividendos.

Mercadona cuenta con una política de retribución variable. Los sueldos han crecido una media del 1,6 %. El salario bruto mensual del personal base durante su primer año en la compañía es de 1.297 euros (repartidos en doce pagas), que se elevan a 1.755 euros a partir del cuarto año de antigüedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine