Elecciones andaluzas

PSOE e IU, obligados a entenderse en Andalucía

Las fuerzas de izquierdas tienen que buscar el consenso, después de que el PP no haya logrado la mayoría

26.03.2012 | 17:09
José Antonio Griñán.
José Antonio Griñán.

El PSOE, que ha gobernado en los últimos treinta años en la comunidad andaluza, está obligado a entenderse con IU si quiere seguir al frente de la Junta de Andalucía, después de que el PP no haya logrado hoy los 55 diputados que otorgan la mayoría absoluta necesaria para gobernar en solitario.

De fraguarse este pacto de gobierno, se trataría de la tercera legislatura en la que los socialistas lideraran la Junta de Andalucía con un ejecutivo de coalición, ya que en 1996 y 2000 gobernaron gracias a una alianza con los andalucistas.

Tras estos resultados, si finalmente PSOE e IU alcanzan un pacto, Andalucía se sumaría al País Vasco como únicas comunidades autónomas presididas por los socialistas.

La alianza tuvo un precedente en la capital más importante de Andalucía, después de que gobernaran en coalición durante dos mandatos en el Ayuntamiento de Sevilla (2003 y 2007).

A pesar de que los 50 escaños obtenidos por el PP son su mejor resultado en la historia autonómica de Andalucía y su primera victoria en estos comicios, el PSOE, con 47 diputados, e IU con 12 escaños, sumarían una mayoría suficiente para gobernar en coalición.

El candidato popular, Javier Arenas, en la cuarta ocasión en la que se presenta, ha logrado así cambiar la dinámica después de las tres derrotas cosechadas ante Manuel Chaves en 1994, 1996 y 2008, aunque todo indica que no le será suficiente para presidir la Junta.

El PSOE ha cosechado su segundo peor registro desde que en 1994 Chaves obtuviera sólo 45 escaños, lo que le obligó a gobernar en minoría frente a la llamada "pinza" formada por el PP e IU, que originó que convocara elecciones anticipadas en 1996.

El candidato socialista, José Antonio Griñán, que afrontaba por primera vez unas elecciones después de relevar en el cargo a Chaves en 2009 -que se marchó al Ejecutivo central-, se ha convertido en el primer candidato socialista que no ha ganado los comicios.

La precampaña y campaña se han celebrado en una situación marcada por el escándalo de corrupción de los ERE y por la crisis económica, que en Andalucía arroja una cifra de paro superior al millón.

Uno de los datos más destacados del resultado electoral es la importante subida de IULV-CA con 12 diputados, ya que su candidato, Diego Valderas, ha duplicado los conseguidos en 2008, por lo que la formación de izquierdas se convierte en pieza clave y en la llave para pactar con el PSOE, a tenor de los "guiños" que sus candidatos se han enviado durante la campaña.

En este sentido, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha descartado que pueda repetirse en Andalucía lo ocurrido en Extremadura, donde la abstención de sus tres diputados permitió un gobierno del PP en esa comunidad, y ha avanzado que utilizarán sus escaños para que no gobierne Arenas.

El resultado electoral ha contradicho todas las encuestas que se habían realizado con anterioridad, ya que el PP ha quedado lejos de la horquilla de entre 54 y 57 diputados que le otorgaban, y en votos sólo ha superado por 1,1 punto porcentual al PSOE, cuando los sondeos hablaban de hasta diez.

El Partido Andalucista (PA), liderado por Pilar González, se ha vuelto a quedar sin representación parlamentaria al igual que en 2008, algo que también le ha ocurrido a Unión Progreso y Democracia (UPyD), que presentaba como candidato a la Presidencia de la Junta al abogado jerezano Martín de la Herrán, y que en principio partía con opciones de obtener algún escaño.

La escasa participación ha caracterizado los comicios, ya que con poco más del 62 por ciento es el segundo peor dato desde el 55,34 por ciento de 1990, precisamente el último año en el que las elecciones andaluzas se celebraron en solitario.

Con su victoria en Andalucía, el PP completa una etapa que comenzó con el triunfo en Galicia en 2009 y que le ha llevado desde entonces a vencer en las elecciones europeas y a dominar el mapa en los comicios autonómicos y municipales de mayo del pasado año, que dieron paso a la victoria mayoritaria de Mariano Rajoy en las generales del 20N.

No obstante, respecto a la última cita electoral en las generales de noviembre de 2011, los populares han obtenido peor resultado en Andalucía, ya que han perdido unos 350.000 votos.

Enlaces recomendados: Premios Cine