07 de julio de 2016
07.07.2016

Mas propone una dirección bicéfala con Neus Munté para la nueva Convergencia

El partido no tendrá secretario general y Puigdemont no estará en la ejecutiva

07.07.2016 | 04:15
Artur Mas.

El expresidente de la Generalitat Artur Mas anunció ayer que aspira a presidir el nuevo partido en que se convertirá este fin de semana Convergencia (CDC), haciendo "tándem" con una mujer que ocupe la vicepresidencia de la formación, cargo que piensa proponer a la consejera de la Presidencia y portavoz del Gobierno de Cataluña, Neus Munté.

A dos días de que arranque el congreso de refundación, Mas explicó que quiere reformular el concepto de la presidencia de manera que se convierta en un "ticket presidencial" compuesto por un hombre y una mujer. Con esta propuesta pretende ejercer de "puente entre la experiencia y lo que tiene que nacer ahora", además de "feminizar y rejuvenecer" el partido.

Mas señaló que esperará a decir públicamente el nombre de la vicepresidenta hasta después de que los militantes aprueben el régimen de incompatibilidades durante el fin de semana. Sin embargo, el expresidente catalán y presidente de CDC opinó que debería poder ser compatible que Munté continúe en el Gobierno y ejerza de vicepresidenta de la nueva Convergencia. Fuentes de CDC indicaron que Mas mantuvo en las últimas horas conversaciones con la Consejera, quien le trasladó que está dispuesta a asumir esta responsabilidad manteniendo sus atribuciones actuales.

Además de esta fórmula paritaria, Mas también ve probable que no exista la tradicional figura de secretario general, y en referencia a Carles Puigdemont, su antecesor en el cargo, explicó que "no tiene intención de formar parte de la dirección ejecutiva porque está 100% volcado en la Presidencia" de la Generalitat.

Según Mas, la CDC refundada quiere ser "un partido nuevo" y "más cercano a la gente" y destacó que esa proximidad pasa "por el mundo municipal", en referencia a que las nuevas caras que dirijan el partido provengan de ese ámbito. Para Mas, la prueba de la renovación convergente una vez acabe el congreso reside en que "dirigentes como Josep Rull, Francesc Sànchez, Lluís Corominas y Francesc Homs, por voluntad propia", renunciaron a estar en la dirección ejecutiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine