20 de abril de 2018
20.04.2018
Comunicado de ETA

Las víctimas no aceptan el "perdón" de ETA que distingue entre unas y otras

La AVT cree que la banda terrorista pretende "diluir su responsabilidad y justificar el uso de la violencia"

21.04.2018 | 13:13
Las víctimas no aceptan el "perdón" de ETA que distingue entre unas y otras

Las asociaciones y colectivos de víctimas del terrorismo han recibido el comunicado de ETA con incredulidad e indignación por la distinción que la banda hace al pedir únicamente "perdón" de forma expresa a aquellas "que no tenían una participación directa en el conflicto".

El comunicado ha generado múltiples reacciones entre las víctimas e incluso 21 organizaciones han firmado un comunicado en el que anuncian que seguirán reclamando justicia y no admitirán que "quienes causaron tanto sufrimiento y dolor pretendan encontrar atajos".

Estas asociaciones han considerado que las disculpas a las víctimas eran "imprescindibles pero hace muchos años que debían haberse producido y han asegurado que resulta inadmisible que pretenda diferenciarse entre dos tipos de víctimas, las 'ajenas al conflicto' y las que en opinión de los terroristas no lo eran".

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha dicho, en relación con el último comunicado de ETA, que la banda "justifica su actividad terrorista una vez más".

En una nota de prensa, la AVT manifiesta que "se trata de un paso más en la estrategia orquestada por ETA desde que declarara en 2011 el 'alto el fuego' por diluir su verdadera responsabilidad, justificar el uso de la violencia para la imposición de su proyecto totalitario y manipular la historia".

"En el comunicado ETA justifica su nacimiento y el uso de la violencia en un supuesto ambiente de sufrimiento previo que tendría su origen en el bombardeo de Gernika, justificando con ello el uso de la violencia como algo inevitable, defensivo y fruto de un conflicto inexistente e inventado", añade.

La AVT agrega que "ETA reconoce el daño causado pero en ningún momento hace autocrítica alguna, justificando lo que hizo al referirse a las víctimas al mismo nivel que a los 'torturados'".

"Igualmente dicen respetar que unos consideren que su actuación ha sido 'inaceptable e injusta' pero ellos no lo reconocen y lo justifican equiparándolo a la supuesta violencia ejercida por el Estado".

La asociación señala que "menciona a aquellas víctimas que no tenían una participación directa en el conflicto tanto en Euskal Herria como fuera de ella" justificándose con que lo hicieron "obligados por las necesidades de todo tipo de lucha armada".

"Asumen una responsabilidad colectiva sobre todos los atentados reivindicados por ETA en 'sus periódicos' sin asumir responsabilidades individuales que pudieran contribuir al esclarecimiento de los atentados pendientes de resolver", advierte.

La AVT constata "la importancia de dar la batalla del relato para que no se imponga el que pretende imponer ETA y los terroristas que hayan militado" en la banda.

Por todo ello, estima que "esta declaración poca novedad incluye" pues "como bien dice ETA ellos han venido reconociendo el daño causado cada vez que reivindicaban un atentado".

Insiste en que "siguen justificando el uso de la violencia en el marco de un conflicto inventado y equiparando a las víctimas del terrorismo con las supuestas del Estado" y "se trata de un paso más en su estrategia de manipular la historia e imponer su relato dirigido a blanquear el pasado criminal de la organización".
 
"La única declaración que esperamos de ETA es aquella en la que se reconozca como la principal vulneradora de derechos humanos en el País Vasco y en el resto de España durante décadas y que el uso de la violencia no tiene justificación alguna y haga autocrítica de su pasado criminal", recalca.

Asimismo, la AVT exige "más allá de la asunción de una responsabilidad colectiva la de lasa individuales para que los que se encuentran huidos de la justicia pasen a disposición judicial para la resolución de los atentados cometidos por ETA pendientes de esclarecer".

Además, reclama la entrega de todas las armas intactas y del material así como el desmantelamiento de las estructuras terroristas.

Por último, la AVT pide al Gobierno "que acabe con este paripé de comunicados, farsas y puestas en escena, y tome la iniciativa para neutralizar esta campaña propagandística orquestada por ETA con la única finalidad de venderse a la comunidad internacional como si ellos fueran los buenos y de esta manera forzar a los Estados español y francés a ceder en sus reivindicaciones".

Mari Mar blanco duda de la sinceridad de la banda

Por su parte, la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT), Mari Mar Blanco, ha dudado de la sinceridad de ETA al pedir perdón y ha instado a la banda terrorista a traducir su "supuesto" reconocimiento del daño causado en colaboración con la justicia.

María del Mar Blanco sólo quiere ver "desaparecer" a ETA. Vídeo: EP/Foto: EP

"A mí no me vale este perdón", ha afirmado Blanco en TVE, tras el comunicado de la banda terrorista que, en su opinión, "llega tarde, muy tarde y, desde luego, no cumple para nada las expectativas" de las víctimas del terrorismo",

Ha advertido de que ETA mantiene el lenguaje que "tanto dolor" causa a sus víctimas al utilizar términos como lucha armada o insistir en que ha habido un conflicto con bandos enfrentados, cuando "lo único que ha existido son víctimas y verdugos".

"Mi hermano no se enfrentó absolutamente a nadie", ha recalcado Mari Mar Blanco, cuyo hermano Miguel Ángel, concejal del PP en Ermua (Vizcaya), fue asesinado en 1997 por la banda terrorista.

Ha calificado además "vergonzoso e inmoral" que ETA distinga en el comunicado entre "quienes se merecían un tiro en la nuca y una bomba en el coche y quienes fueron víctimas por casualidad porque no se lo merecían".

Para la FVT, ha incidido Blanco, todos los asesinados son "víctimas inocentes de la imposición totalitaria y mafiosa" de la banda terrorista.

Además de traducir ese "supuesto" perdón en colaboración con la justicia, ha pedido a la organización terrorista otros pasos que verdaderamente demuestren que "ese perdón no es un papel", como dejar de hacer actos de bienvenida a "verdugos".

"Que nos dejen construir un relato basado en la verdad, la memoria, la dignidad y la justicia donde se recoja verdaderamente que hubo víctimas y verdugos y no ese conflicto", ha reclamado.

COVITE: "ETA trata a las víctimas como daños colaterales"

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) considera inaceptable que ETA divida a las mismas entre culpables e inocentes y pida perdón solo a aquellas que "no tenían una participación directa en el conflicto".

Para el Colectivo esta postura implica la justificación del asesinato de centenares de personas en el contexto de un "conflicto inexistente que ETA se empeña en mantener para fundamentar su historia y difuminar su responsabilidad sobre los crímenes cometidos".

En una nota de prensa, Covite añade que "ETA trata a las víctimas como daños colaterales en la imposición de un proyecto totalitario al que ni los terroristas ni su brazo político han renunciado", añade.

La presidenta de COVITE, Consuelo Ordóñez. Foto: EP

"Enunciar una petición de perdón selectiva significa insultar a las víctimas del terrorismo y a toda la sociedad", afirma.

"La única aportación que ETA puede hacer a la sociedad a la que lleva golpeando medio siglo es esclarecer los más de 400 asesinatos que están sin resolver y dar la ubicación de los cadáveres de las víctimas desaparecidas", recalca el Colectivo.

Considera que el hecho de que ETA quiera "representar un final a cámara lenta que se prolongue con comunicados y actos públicos con supuestos avales internacionales demuestra que la banda terrorista quiere sacar rédito de su final".

"El final de una organización terrorista verdaderamente arrepentida tendría que ser discreto y sin afán de protagonismo", señala.

El Colectivo habría preferido "que el final de ETA lo escribieran las Fuerzas de Seguridad deteniendo a lo que queda de la organización terrorista y frenando cualquier intento de blanquear su pasado".

"El Estado tiene la obligación de darle a la sociedad la foto de la derrota de los terroristas y aún no lo ha cumplido", añade.

Y advierte de que "el Estado debe asegurar que el final de ETA no tenga contrapartidas ni para los terroristas ni para el nacionalismo".

Por su parte, el presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, ha opinado que con el comunicado ETA solo busca el acercamiento de los presos etarras al País Vasco y es un gesto para que el PNV se lo exija al Gobierno a cambio de aprobar los presupuestos generales del Estado.

Asociaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, uno de los colectivos más atacados por ETA, también han querido dejar constancia de su malestar por el comunicado.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha señalado que la petición de perdón de ETA a las víctimas y sus familias "no es sincera", mientras que la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha denunciado que la banda ha vuelto a atentar contra la memoria de este Cuerpo, entre ellos los dos centenares largos de víctimas y sus familiares, entre los que se encuentran niños asesinados.

La Asociación Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo ha criticado que ETA haga distinción entre las víctimas y ha precisado que, aunque "parece pedir perdón", realmente "solo lo hace al pueblo vasco".

También han reaccionado distintas asociaciones de víctimas autonómicas. La andaluza ha exigido a ETA su perdón "sin mentiras ni justificaciones"; la extremeña ha considerado que el reconocimiento del "daño causado" llega "muy tarde"; la catalana ha afirmado que no se "cree" el perdón; la navarra ha señalado que la organización terrorista pretende "lavar su historia, reescribir el relato" y la castellanoleonesa espera que el Gobierno y los jueces "no caigan en la trampa" de ETA.

Más positivo ha sido el periodista Gorka Landaburu, víctima de un atentado de ETA en 2001, que ha tachado el comunicado de "importante" porque hace cierta "autocrítica".

También Rosa Rodero, viuda del sargento de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea, asesinado por ETA en 1993, ha considerado que el comunicado de ETA es "positivo" porque es "un paso más" hacia su desaparición y la paz.

No ha sido de la misma opinión la eurodiputada del PP Teresa Jiménez Becerril, hermana del concejal sevillano Alberto Jiménez Becerril, asesinado junto a su esposa por ETA, que ha dicho no creerse el "perdón cínico y selectivo" de la banda.

La eurodiputada de UPyD Maite Pagazaurtundua, hermana de Joseba Pagazaurtundua, asesinado en 2003, ha dicho que creerá en la asunción del daño causado por ETA si en los próximos días "no montan un circo" para "intentar repartir responsabilidades".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine