Un día para abandonar las protestas

El Gobierno da un ultimátum a los "camisas rojas"

Los enfrentamientos entre los soldados tailandeses y los manifestantes han llevado el caos a la capital

16.05.2010 | 14:43
Soldados tailandeses custodian a presuntos manifestantes antigubernamentales en Bangkok.
Soldados tailandeses custodian a presuntos manifestantes antigubernamentales en Bangkok.

El Gobierno de Tailandia ha dado de plazo a los camisas rojas hasta las 15:00 hora local (08:00 GMT) de mañana lunes, para abandonar voluntariamente la zona que ocupan en el centro comercial de Bangkok, indicaron fuentes oficiales.

La propuesta fue hecha cuando el Ejecutivo se dispone a anunciar de forma oficial el toque de queda que está previsto entre en vigor en las próximas horas de hoy, en respuesta a la violencia desatada por los enfrentamientos entre los manifestantes antigubernamentales y los soldados, que han causado 25 muertos desde el pasado jueves.

El portavoz del Ejército, coronel Samsen Kaewkamnerd, dijo a la prensa que aquellos manifestantes que abandonen la base roja antes de que se cumpla el plazo no serán acusados de infringir la ley.

Sin embargo, no facilitó detalles acerca de las acciones que las autoridades emprenderán contra aquellos manifestantes que decidan permanecer en la base roja una vez transcurrido el plazo.

Las autoridades sanitarias anunciaron que se preparan para evacuar a miles a los niños, mujeres y personas mayores que se encuentran en el campamento de los manifestantes, cercado éste por los soldados.

El secretario general de Instituto Nacional de Servicios Médicos de Emergencia, Chatree Charoenchiwakul, dijo a la prensa que el centro de operaciones para seguridad ha pedido su intervención para evacuar a esas personas del campamento de los llamados camisas rojas en el menor plazo de tiempo posible.

La evacuación, sobre la que los cabecillas de los camisas rojas no se han pronunciado hasta el momento, la llevará a cabo personal sanitario, trabajadores de organizaciones civiles y agentes de la Policía.

Los disturbios han causado también unos 200 heridos desde que el Ejército emprendió el pasado jueves una amplia operación para cercar a los miles de camisas rojas que se atrincheran desde hace cinco semanas.

Según el Gobierno, tras las barricadas y empalizadas levantadas por los manifestantes para protegerse de una eventual carga de las fuerzas de seguridad hay unas 6.000 personas, una cifra que los cabecillas del frente elevan por encima de 10.000.

Enlaces recomendados: Premios Cine