El comercio dice que la nueva mediana superficie es la «puntilla» para el sector

Acoivan critica la concentración de hipermercados en Langreo y pide aparcamientos céntricos para competir en igualdad de condiciones

 
El comercio dice que la nueva mediana superficie es la «puntilla» para el sector
El comercio dice que la nueva mediana superficie es la «puntilla» para el sector  juan plaza
 MULTIMEDIA

Los comerciantes de la comarca del Nalón lanzaron ayer la voz de alarma ante la «gran proliferación» de medianas superficies en el Valle, concentradas fundamentalmente en Langreo. Acoivan responde así al proyecto, aprobado por el Ayuntamiento e impulsado por la firma Mercadona, para abrir un hipermercado en la parcela anexa a la torre de La Quintana, en Ciaño. Además, los pequeños comerciantes demandan plazas de aparcamiento en zonas céntricas para atraer clientes, ya que las medianas superficies instaladas en el concejo sí disponen de zonas de estacionamiento.

Miguel Á. GUTIÉRREZ

Langreo,

La Asociación de Comerciantes e Industriales del Valle del Nalón (Acoivan) mostró ayer su preocupación por la «gran proliferación» de medianas superficies en la comarca, una situación que, a su juicio, pone en serio peligro la pervivencia de los pequeños establecimientos de la zona. En la misma línea, Acoivan denunció que la mayoría de estos hipermercados se están concentrando en Langreo, el principal foco de atracción de las cadenas comerciales que operan en la región. Además, los comerciantes apuntaron que la falta de aparcamientos céntricos supone «una desventaja más» para que los pequeños negocios puedan hacer frente a la creciente pujanza de los hipermercados, que sí cuentan con amplias áreas de estacionamiento anexas a sus instalaciones.


El último movimiento que ha despertado las quejas entre las quejas de los comerciantes, que ven en él la «puntilla», es el proyecto impulsado por la firma Mercadona para abrir una mediana superficie en la parcela situada junto a la torre de La Quintana, en Ciaño. Marcelino Tamargo, presidente de Acoivan, reconoció que el plan está dentro de la legalidad, aunque pidió a las administraciones más sensibilidad a la hora de distribuir las licencias: «En su día se fijó una superficie global de 5.000 metros cuadrados para acoger a este tipo de instalaciones, pero nos estamos encontrando con que el 80 por ciento se están concentrando en Langreo. Si esto sigue así, van a acabar con el pequeño comercio».


Tamargo explicó que la proliferación de medianas superficies provoca un impacto sobre todos los sectores del pequeño comercio, no sólo sobre el alimentario. «Estamos hablando de instalaciones que también abarcan bisutería, regalos, perfumería... Están en todos los campos salvo en el textil», indicó el presidente de Acoivan, que también manifestó su rechazo por el hecho de destinar «una parcela de uso industrial a usos comerciales».


El máximo representante de los comerciantes del Valle también identificó la falta de aparcamiento como uno de los principales hándicaps del pequeño comercio y como una desventaja en comparación con las medianas superficies. «Padecemos un claro agravio comparativo porque, mientras ellos disponen de amplias zonas de aparcamiento cercanas a sus instalaciones, nosotros no disponemos de plazas céntricas que permitan atraer clientes. Al final también habrá que acabar sacando el pequeño comercio al extrarradio», subrayó. En ese contexto, Tamargo demandó un plan de aparcamiento en Langreo, aunque no quiso decantarse por ninguna solución concreta. «No se trata de hablar de "zona azul" o de restringir los estacionamientos porque hay muchas fórmulas posibles para lograr una fluidez en el casco urbano. Lo más importante es que exista voluntad política para abordar el problema», concluyó.

«Si esto sigue así van a acabar con los pequeños negocios»


<Marcelino Tamargo
>

Presidente de Acoivan

Enlaces recomendados: Premios Cine