Braña: "El último incendio fue intencionado, un acto terrorista"

El regidor de Villanueva lamenta el fuego, que arrasó unas 100 hectáreas de pinar y monte bajo cerca de Martul

11.08.2015 | 04:48
La zona afectada por las llamas.

"Fue intencionado y es un acto terrorista, lamentable y sin justificación". Así arremete el Alcalde de Villanueva de Oscos, el socialista José Antonio González Braña, contra el autor o autores del fuego que arrasó unas 100 hectáreas de los alrededores de la localidad de Martul.

González Braña ensalza la labor de los efectivos desplegados sobre la zona por una intervención que califica de "espectacular". El regidor agradece a las administraciones implicadas la dotación enviada para atajar este fuego, el tercero que se registra en la comarca del Noroccidente tras el que arrasó alrededor de 120 hectáreas en las proximidades de Ferreira (Santa Eulalia de Oscos) y el que afectó a San Esteban de los Buitres (Illano). "Esperemos que sea el último fuego en la zona", añade el regidor con una mezcla de cabreo por lo sucedido y agradecimiento por la ayuda recibida, no sólo de los equipos de extinción de incendios, sino también por parte de los vecinos del concejo y de municipios vecinos como San Martín y Santa Eulalia de Oscos.

El regidor lamenta además que una acción humana ponga en riesgo la vida de los efectivos que colaboran en la extinción del fuego, además de generar un gran gasto. "Aquí llegó a haber situaciones de peligro, ya que parte de los efectivos se quedaron en un momento aislados en medio del fuego", precisa. La situación, añade, fue por momentos complicada ya que los helicópteros desplazados a la zona tenían que trabajar "en un valle de difícil acceso y lleno de humo".

El incendio comenzó el viernes en torno a las nueve de la noche y quedó controlado el sábado. El domingo los efectivos se dedicaron a enfriar la zona y ayer, según explicó el regidor, sólo permanecían en la zona algunos retenes. La superficie afectada, un valle de difícil acceso, estaba poblada en su mayor parte de matorral, aunque también resultaron afectados dos pinares y alguna zona de roble.

Las llamas se quedaron lejos de la zona habitada, aunque estuvieron a unos 400 ó 500 metros de la iglesia de Martul, un espacio de especial belleza y singularidad. Cabe precisar que el campo de la iglesia de Martul es uno de los doce que Cultura quiere catalogar como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Sitio Histórico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine