11 de agosto de 2016
11.08.2016

Concluye la huelga en la factoría de Ence sin acercamiento de posturas

Los 320 trabajadores que han paralizado la planta durente tres días por el expediente incoado a un trabajador

11.08.2016 | 20:42
Concluye la huelga en la factoría de Ence sin acercamiento de posturas

Los tres días de huelga convocados por el comité de empresa de la factoría de la papelera Ence en Navia por el expediente incoado a un trabajador han concluido hoy con un seguimiento masivo por parte de los 320 trabajadores que han paralizado la planta y sin que haya acercamientos entre las partes.

Según los sindicatos, los treinta días de suspensión de empleo y sueldo impuestos al jefe de aprovechamientos forestales de la planta y delegado de CCOO por falta de puntualidad respondían a una acusación falsa y estaba causada por su responsabilidad sindical.

Por su parte, la empresa mantiene que los medios empleados para verificar la existencia de "graves incumplimientos laborales" han sido respetuosos con la legalidad vigente y se han ceñido exclusivamente a la jornada laboral del trabajador "con la finalidad de preservar en todo momento su intimidad".

En esta última jornada de huelga el comité de empresa ha llevado a cabo una concentración ante la entrada a la factoría naviega a la que se han sumado el secretario general de CCOO de Asturias, Antonio Pino; el coordinador general de IU en el Principado, Manuel González Orviz; y la eurodiputada y ex dirigente del sindicato, Paloma López, y el parlamentario autonómico de Podemos Andrés Fernández Vilanova.

Para Pino, los hechos que han dado lugar a la convocatoria del paro constituyen "una flagrante acción de acoso laboral y sindical" que ha situado dentro del "ataque" que vienen sufriendo los sindicatos con iniciativas como la denominada ley mordaza o la reforma del Código Penal aprobada por el Gobierno del PP.

"Hay una alianza de la patronal y de la derecha económica y política para limitar el papel de las organizaciones sindicales través de acciones como ésta que trata de infundir miedo y que no haya un ejercicio normal de representación sindical", ha añadido.

Pino ha avanzado que el sindicato pondrá en marcha acciones judiciales ante una situación "impropia de una democracia del siglo XXI" en la que existe un sector empresarial "que no sabe convivir en democracia" por lo que ha instado a la dirección de la empresa a "recapacitar y reconsiderar su decisión".

Por su parte, la eurodiputada de la coalición ha advertido de que su grupo llevará al Parlamento Europeo la vulneración de los derechos laborales en Ence "si persiste el acoso contra sus empleados" y ha incidido en que "no es algo aislado sino que se está produciendo en muchas otras compañías en lo que parece una involución en materia de derechos laborales".

Para el parlamentario de Podemos, se trata de un hecho "insólito" de persecución a una persona por defender sus derechos laborales y los de toda la plantilla "y también por defender la responsabilidad social que debiera tener esta empresa para con su entorno".

La dirección de Ence ha señalado, por su parte, en un comunicado que rechaza las acusaciones del Comité de Empresa sobre el ataque a la libertad sindical y ha incidido en que, ante la sospecha de incumplimientos por parte del trabajador sancionado, la compañía inició el proceso de la comprobación de las faltas el 2 de mayo.

La empresa asegura que conoció doce días después la presentación de su candidatura las elecciones sindicales que se celebraron el 19 de mayo y que, en el periodo observado, se produjeron incumplimientos graves en dieciséis jornadas.

En cuatro ocasiones, según Ence, el trabajador se ausentó durante toda la jornada mientras que en otras once no trabajó la mitad del día y en otro caso sólo acudió durante una hora y media mientras que de otros dos tampoco hay "constancia absoluta" de que estuviese cumpliendo con sus obligaciones laborales.

Esta circunstancia adquiere "más gravedad", según la empresa, al al tratarse de un trabajador que ocupaba un puesto de jefatura en la empresa que durante dichos días "en ningún momento solicitó o justificó ausencias por motivos sindicales".

Asimismo afirma que la dirección ha dado al trabajador "todas las garantías" comunicándole los hechos y dándole la oportunidad de presentar alegaciones sin que los incumplimientos hayan sido rebatidos en ningún momento por el trabajador al que además, subraya, no se le aplicó la sanción máxima contemplada para estas faltas, el despido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine