La nueva traída de agua de Luarca empezará a funcionar por fases este año

El tramo que conecta Fornes y Almuña será el primero en ponerse en marcha

14.01.2017 | 03:52
Plaza Alfonso X el Sabio, con el Ayuntamiento al fondo.

La nueva red de abastecimiento de agua de Luarca y su entorno empezará a funcionar por fases este mismo año. Se espera que el tramo que comunica Fornes y Almuña esté operativo en el primer trimestre de 2017. De esta forma, se podrá bombear agua desde el depósito de Fornes y por la nueva conducción, que tendrá tuberías más anchas, de material menos contaminantes y más resistentes. "Además de evitar las molestas averías, la empresa trabaja en este momento para mejorar la presión del agua que llega a las casas", indica el concejal de Obras, Ricardo García Parrondo.

Este año, el Principado destinó un montante de 1,3 millones de euros a la renovación de las conducciones de agua de Luarca y los pueblos cercanos a la villa. A esta partida se suman otras menores para poder dar el empujón definitivo a la obra desde su inicio. En 2018, todas las tuberías de la captación de Paladeperre estarán renovadas.

Las obras avanzan a buen ritmo. El concejal de Obras asegura que el proyecto cumple de momento los plazos. Las mejoras se proyectaron con un desarrollo plurianual y se harán con cargo a tres anualidades.

Luarca es uno de los concejos del Noroccidente con una traída de agua más antigua. El resto de municipios están conectados a la captación de Arbón. Valdés quedó fuera de este proyecto a la espera de una segunda conexión que no llegó nunca. El concejo esperó años por una renovación de la traída que ahora desarrolla la Concejalía de Infraestructuras dirigida por Belén Fernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine