01 de septiembre de 2017
01.09.2017

El Principado ultima el estudio para mejorar la entrada de la flota en Puerto de Vega

Los pescadores llevan años alertando del riesgo que entraña el acceso al puerto y las pérdidas que ello acarrea

01.09.2017 | 02:55

El estudio que determinará la mejor solución al problema de la entrada y salida de barcos del espacio portuario de Puerto de Vega estará listo "en el mes de octubre o en noviembre". Será entonces cuando se decida qué actuación necesita esta infraestructura para garantizar la seguridad de las embarcaciones. "Ahora mismo hay mucho riesgo", afirman los marineros, que también han solicitado al Principado la reposición de los amarres para la flota local.

Fernando Lastra, consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, recibió ayer al patrón mayor de la cofradía de pescadores "Nuestra Señora de la Atalaya" de Puerto de Vega, Adolfo García. La intención de éste era renovar la petición del gremio de pescadores de Puerto de Vega de mejorar la entrada y salida de los pesqueros en este enclave.

"Nos vemos en una situación en la que es muy arriesgado pasar por este punto. Se ha quedado muy estrecho, y los pescadores se la juegan día sí y día también", explica García. La cofradía lleva varios años solicitando, por ello, una actuación en el puerto. "Vemos que hay un compromiso serio en esta ocasión", celebra.

Ante esta situación, "de la que el Consejero estaba perfectamente informado", refiere el patrón mayor, la propuesta del Principado pasa por terminar un estudio sobre las diferentes alternativas, y después decidir cuál sería la mejor. Caben dos posibilidades: levantar un dique en la vertiente este del puerto, que dé cobijo a los barcos, o volar las rocas que están en medio del canal, que se conoce como el "bajo del Canouco", favoreciendo así el tránsito de barcos.

"La cofradía apuesta por realizar el nuevo espigón. Pero no somos ingenieros. Dependiendo de qué se afirme en el estudio, se tomará una decisión u otra, y si la avalan expertos, estará bien", manifiesta Adolfo García, quien señala que hay que tener en cuenta la seguridad pero también los costes.

El patrón mayor apremia a actuar cuanto antes porque esta situación, lamenta, está costando riqueza al puerto local: "La flota de Puerto de Vega fue mejorando en los últimos años y el puerto no se adecúa a sus necesidades: muchos ya no podemos descargar aquí nuestras capturas, porque no se puede entrar". De hecho, varias embarcaciones se han establecido en otros puertos, incluso de la vecina comunidad gallega, ante estos problemas. "Y supone una pérdida para la propia cofradía, que antes era la tercera en bonito de toda Asturias. Aspiramos a recuperar esa posición", asegura el representante de los marineros.

El otro asunto que se trató durante la reunión de la jornada de ayer fue la instalación de nuevos amarres en el puerto. "Es una operación que se debe hacer con urgencia. El año pasado los retiraron para poner otros, y estamos sin ellos. Y está el invierno ahí, con todo lo que supone", asegura Adolfo García, que indica que el consejero "tomó nota": "Si es para mañana, mejor que para pasado mañana", reitera el patrón mayor de Puerto de Vega para subrayar la urgencia de la obra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine