05 de diciembre de 2017
05.12.2017

La depuradora del Eo ayudará al éxito de la siembra de almejas, dicen los expertos

El Principado completa la segunda repoblación de 2017 con almeja fina y sembrará 800.000 ejemplares en 2018, parte de ellos en Villaviciosa

05.12.2017 | 03:55
Dos participantes en la repoblación de almejas en la ría del Eo, colocando la malla protectora sobre los moluscos, con Castropol al fondo.

Unos 35.000 ejemplares jóvenes de almeja fina habitan, desde ayer, en el fondo de la ría del Eo. A través de una actuación de repoblación en la zona conocida como punta Peñalba, la segunda en lo que va de año, se trata de recuperar una especie autóctona y con gran tradición para los mariscadores de la zona. Además, ahora, tras la puesta en marcha de la estación depuradora de aguas residuales de Castropol y Vegadeo, se espera un mejor resultado en estas acciones. "Su funcionamiento se notará en este ecosistema", aseguran los expertos.

El Centro de Experimentación Pesquera de Castropol, junto con mariscadores de la Cofradía de Figueras, depositó en el fondo de la ría los alevines de almeja, con seis meses de vida y una talla de entre seis y 12 milímetros. A continuación, fueron cubiertos con una malla, que se retirará a los dos meses para facilitar su dispersión por los alrededores. En total, a lo largo de este año se han soltado unos 200.000 ejemplares, entre las rías del Eo y de Villaviciosa.

Los responsables del centro castropolense confían en la viabilidad de esta especie: "En la ría del Eo las poblaciones naturales de las dos especies más importantes en cuanto a recurso marisquero son la almeja fina y la navaja. Por los muestreos que tenemos, la navaja se está recuperando; sin embargo, la almeja fina se resiente más; es una especie de crecimiento lento, ya que desde que se siembra hasta que alcanza su talla de mercado pasan tres años", expone Carmen Rodríguez, bióloga y directora del Centro de Experimentación Pesquera.

Tras la puesta en marcha de la depuradora en la zona, se espera "que los niveles mejoren y que esa mejoría se note en los controles sanitarios", señala Rodríguez.

El regreso de la almeja a la ría del Eo es aguardado con esperanza por los propios mariscadores. Amador Marqués, que ayer participó en la repoblación, es uno de los cuatro que sigue mariscando almeja en la ría, aunque lo hace "como actividad secundaria", tras el pulpo. "Antiguamente, cuando no se necesitaban permisos para ella, con una marea baja se veía a cien personas recogiendo almejas y mejillones", recuerda este profesional, que espera que "en unos años se pueda venir a la almeja, y, por lo menos, hacer el día".

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, a través de la Dirección General de Pesca Marítima, llevará a cabo nuevas repoblaciones de almeja fina tanto en la ría del Eo como en la de Villaviciosa. En la actualidad, el criadero de Castropol dispone de una reserva de 800.000 juveniles del molusco, nacidos en julio de este año, que serán liberados en ambos estuarios a lo largo de 2018, conforme vayan alcanzando la talla de siembra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine