Polémica por una actuación urbanística
 

ASCIZ y 1.094 vecinos recurren las recalificaciones de General Elorza

Los firmantes piden que se construya un centro social, una biblioteca o una escuela infantil de 0 a 3 años

03.05.2008 | 00:00
Edificio de la antigua Consejería de Salud, en General Elorza. Edificio de la antigua Consejería de Salud, en General Elorza.

David ORIHUELA

El concejal de Asamblea de Ciudadanos por la Izquierda (ASCIZ), Roberto Sánchez Ramos, presentó ayer un recurso en el Registro Municipal contra la recalificación de los terrenos que ocupan los edificios número 32 y 35 de la calle General Elorza. Los locales pertenecen a la Administración regional y el Pleno municipal del pasado 13 de marzo aprobó de forma definitiva el estudio de detalle de las parcelas que obtienen la calificación de suelo residencial urbano intensivo. El PP aprobó la recalificación con los votos en contra de los ediles del PSOE y del representante de ASCIZ.


Sánchez Ramos presentó el recurso avalado por la firma de 1.094 vecinos de Pumarín que, según se explica en el documento, se oponen «firmemente» a la recalificación, porque entienden que el estudio de detalle presentado por Sedes, sociedad mixta participada en un 50 por ciento por el Principado, «no es una propuesta acorde con las necesidades ciudadanas». Los firmantes critican que «unas parcelas que eran de titularidad pública, enclavadas en una zona tan céntrica de la ciudad, se vayan a dedicar a la promoción de vivienda privada, y no a equipamientos públicos». En su opinión, «no concurren razones de interés público para este tipo de actuación urbanística», y por ello apelan a que «la obligación de los poderes públicos en materia urbanística consiste en elegir alternativas razonables y suficientemente motivadas por el interés público».


Los edificios estaban ocupados por las consejerías de Salud y Bienestar Social, y ahora, tras la aprobación del estudio de detalle, se prevé construir viviendas. Roberto Sánchez Ramos, portavoz de ASCIZ, y los vecinos que avalan el recurso con su firma aseguran que Ayuntamiento y Principado «están actuando contra los intereses y las demandas ciudadanas recalificando terrenos que fueron públicos y promoviendo la edificación de vivienda libre, actuando como agentes urbanizadores privados guiados únicamente por intereses especulativos».


Los vecinos piden que en los solares, al menos en el número 32, se construya una biblioteca pública, un centro social o una escuela infantil de 0 a 3 años.

Enlaces recomendados: Premios Cine