Lne.es »
Una referencia indispensable en la historia reciente del periodismo asturiano

Una multitud despide a Jesús Farpón, cuya "vida corta fue una vida muy valiosa"

Compañeros de la prensa y miembros de toda la sociedad local arropan a la familia del fotógrafo en su funeral en San Juan

18.12.2015 | 04:18
San Juan durante el funeral por Farpón; en el primer banco de la izquierda, desde el centro, su viuda e hijos.

Antiguos colegas del periodismo, políticos y deportistas, protagonistas de las historias que fotografió a lo largo de más de treinta años de carrera profesional, compañeros hosteleros, gente del Centro Asturiano y, por supuesto, amigos y familiares. Todos ellos conformaron una multitud que ayer por la tarde llenó la iglesia de San Juan el Real, en el centro de Oviedo, y la plaza que se extiende ante ella para despedir al fotógrafo de prensa Jesús Braulio Farpón Alonso, que desarrolló su carrera durante más de treinta años en "Región", "La Hoja del Lunes" y LA NUEVA ESPAÑA. Farpón falleció el jueves pasado, a los 57 años, y la noticia conmocionó la ciudad. Ayer lo despidió, arropando a su familia, sobre todo a su viuda Luisa Barcina Vázquez y a sus tres hijos, Marta, Carlos y María.

"Su vida corta fue una vida muy valiosa", puso de manifiesto el párroco de San Juan, Javier Suárez, que ofició el funeral por Jesús Farpón. El cura lo conocía desde hacía años y fue él, según contó, quien bautizó a sus hijos en la parroquia del Cristo, de la que él fue titular durante muchos años y en la que el fotógrafo residía con su esposa y sus hijos.

Javier Suárez destacó de él su "cordialidad y generosidad" y calificó su muerte como "inesperada y sorpresiva". "Este es un acontecimiento extremadamente triste y doloroso", reconoció. "La sacudida de la muerte es a veces tan violenta que tiene uno la impresión de que una vida ha sido cercenada y arrancada como una planta del campo", admitió y añadió que, siendo el caso del fallecimiento de Farpón, en ocasiones como ésta se impone "el silencio" y "la palabra no puede calmar el dolor", "es difícil mantener la serenidad y la confianza".

En la despedida de Jesús Farpón, antes de que el gentío comenzase a salir de la iglesia, sonó el himno de la Virgen de Covadonga, que la "Schola Cantorum" de la basílica de San Juan, bajo la dirección de Ángel Gallego.

Entre los asistentes al funeral se sentaron ayer muchos veteranos de la prensa regional, como Orlando Sanz o Juan de Lillo, por citar a algunos, y políticos como el ex alcalde de Oviedo Antonio Masip, el vicepresidente de la Junta General del Principado Ramón Cañal y varios exconcejales ovetenses, como Jaime Reinares, Avelino Alonso y Arturo González de Mesa.

Farpón era natural de Tudela Veguín, donde su madre, Carmen Alonso, ayer en el funeral, regentó una tienda de ultramarinos. Lastres y Ribadesella fueron lugares que Farpón frecuentó durante sus veranos. En la actualidad regentaba una conocido bar en el barrio del Cristo, el "Campos Elíseos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine