Lne.es »

El concejo, obligado a pagar 2,3 millones por una expropiación en Pumarín de 1998

El tripartito compara el caso de la calle Rodríguez Cabezas con "Villa Magdalena" y denunciará a De Lorenzo y a los ediles que la aprobaron

26.02.2016 | 03:51
Aspecto que presentaba ayer la edificación de la parcela de Rodríguez Cabezas expropiada.

El municipio se enfrenta al pago de 2,3 millones de euros por la expropiación de unos terrenos en Pumarín (situados en la calle Rodríguez Cabezas) en 1998 dentro de la operación "Cinturón Verde". Ésta sirvió para convertir en suelo urbanizable buena parte del suelo recuperado tras reordenar el tráfico ferroviario en el corazón de la ciudad. Los concejales de Somos Ana Taboada (Participación y Transparencia) e Ignacio Fernández del Páramo (Urbanismo) explicaron ayer que la situación se debe a un "mala y negligente gestión a sabiendas" llevada a cabo en tiempos en los que Gabino de Lorenzo (PP) era el alcalde de Oviedo.

Por eso, los ediles de Somos anunciaron que el tripartito "estudiará" iniciar acciones legales contra De Lorenzo y el resto de concejales del PP que decidieron "no consignar el dinero de la expropiación en contra del criterio de los informes de los técnicos", que recomendaban lo contrario. Los podemistas compararon esta situación con lo sucedido con "Villa Magdalena", que aún se encuentra, tras largos litigios, en los tribunales. Curiosamente la expropiación de Rodríguez Cabezas se decidió en la misma Junta de Gobierno en la que se aprobó consignar el dinero de "Villa Magdalena" para finalmente no hacerlo.

El problema se centra, según explicaron Taboada y Del Páramo, en que el Ayuntamiento debería haber consignado en su momento más de 400.000 euros mientras el Jurado de Expropiación y el Tribual Superior de Justicia de Asturias (TSJA) atendían las reclamaciones de unos y otros -expropiados y Ayuntamiento- sobre el precio (justiprecio) de la operación. Al no consignar en su momento -y al igual que sucedió con "Villa Magdalena"- los anteriores propietarios de las fincas tuvieron derecho, dos años después tal y como recoge la legislación, a una nueva tasación de los terrenos. Finalmente, y tras largos años de pleitos, el Jurado de Expropiación decidió el pasado 22 de diciembre establecer el justiprecio de cuatro parcelas -aún falta una por concretar- que formaban parte de la unidad de gestión Rodríguez Cabezas III. En total, el Ayuntamiento debería pagar más de 2,3 millones de euros. Aunque la intención del concejo es recurrir ante el TSJA ya que los técnicos consideran que el valor total de los terrenos debería calcularse valorándolos como rústicos y no como urbanizables.

"Nos comprometimos a poner orden y aclarar cómo ha sido la gestión del anterior equipo de gobierno", aseguraron Taboada y Del Páramo. El concejal de Urbanismo aseguró que confía en que "está sea la última sorpresa que nos encontramos en los cajones", en referencia a la herencia recibida por el PP. Y apuntó que de tener que afrontar el pago de los 2,3 millones de euros "va a afectar a (al diseño) de presupuesto futuros". "Es difícil y complicado gobernar con estas situaciones, la palabra que se ha hecho famosa en este Consistorio es la consignación y de nuevo nos vuelve a atacar", sentenció.

El terreno expropiado en Rodríguez Cabezas abarca la prolongación de la calle Fray Ceferino, así como la glorieta y los viales que conectan esta zona con la calle Pepe Cosmen y con la plaza de Palmira Villa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine