Lne.es »
Peña Noreña

El azul pinta mucho en la Villa Condal

La de Noreña, una de las peñas más antiguas del Oviedo, vive con alegría el regreso de su equipo al fútbol profesional tras vivir su peor etapa

05.03.2016 | 05:07
Los miembros de la peña de Noreña, durante el viaje que realizaron esta temporada a Ponferrada para ver el partido que disputó el Oviedo allí.

La de Noreña es una peña que ha disfrutado y ha sufrido mucho con el Oviedo a lo largo de su historia. Es lo que tiene ser una de las más veteranas. Fundada en 1981, sus integrantes más antiguos han visto al equipo azul jugar en 1991 la eliminatoria de la Copa de la UEFA ante el Génova y también visitar el campo de su localidad, el Alejandro Ortea, para medirse al Condal en Tercera División. "Fue tristísimo", reconoce Jose Julián Rodríguez, secretario de la peña, sobre las tres visitas que realizó el Oviedo a Noreña.

Una peña que vive ahora con alegría la nueva situación de un equipo que pelea por los primeros puestos en Segunda División y que se recupera a gran velocidad de la peor etapa deportiva de su historia. "Parece que estamos hablando de otro deporte", explica Jose Julián Rodríguez sobre lo que se puede ver ahora en el Carlos Tartiere. Rodríguez se encarga de organizar muchas de las actividades que realiza la peña, aunque siempre tiene a su lado al presidente, Juanje, que, a pesar de tener algunos problemas de salud, está pendiente de todos los asuntos que rodean tanto al Oviedo como a la peña de Noreña "Él siempre está trabajando por la peña, está fastidiado de salud pero siempre está ahí dándole vueltas a las cosas, pensando 24 horas en el Oviedo y en la peña", añade Jose Julián Rodríguez.

Una peña que va a cumplir 35 años y que tiene bien delimitadas cuáles son sus tres actividades principales. En marzo tienen la tradición de organizar el día del bollu y la botella de vino entre los miembros de la peña. Lo suelen hacer el primer sábado después del día de san José. Este año se hará el sábado 2 de abril. "Una tradición que viene realizándose desde el primer año", explica Jose Julián Rodríguez. La segunda es una cena de fin de temporada, que depende un poco del club y un poco de las fechas que tengan disponibles los integrantes de la peña. Últimamente casi siempre lo hacen el día antes del 1 de mayo para que sea más fácil para todo el mundo, aunque Jose Julián Rodríguez explica que "es bastante móvil". Y la tercera son los viajes a ver al Oviedo. "Hacemos uno o dos todos los años", dice el secretario. Este año ya han visitado Ponferrada. La costumbre era hacer un viaje en el día y otro en el que hacían noche en alguna de las localidades que visitaba el Oviedo. Un hábito que adaptaron a los tiempos de estrecheces económicas para que los dos desplazamientos fueran en el día. "Muchas veces hay socios que se desplazan, hemos hecho viajes a Valladolid, a Leganés, a Alcorcón y a algún sitio más; pero como peña hacemos uno o dos viajes oficiales cada año", explica el secretario.

Otra de las funciones que cumple una peña como la de Noreña es la de facilitar la vida a los aficionados azules que no residen en Oviedo. "Les gestionamos la línea azul para ir al Tartiere, les transmitimos las iniciativas de la Asociación de Peñas Azules del Real Oviedo (APARO), ponemos a la venta entradas para amistosos, como cuando vino el Madrid el año de la ampliación de capital", enumera Jose Julián Rodríguez. Y es que el secretario de la peña de Noreña considera que a los aficionados de la zona hay que "darles facilidades para que compren entradas sin tener que desplazarse hasta Oviedo".

Todo ello no sólo para perpetuar lo que se tiene si no para seguir extendiendo el oviedismo. Ellos lo hacen en Noreña, donde Jose Julián Rodríguez considera que la afición al fútbol está repartida a un 50% entre Oviedo y Sporting: "Está bastante repartido, mitad y mitad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine