20 de agosto de 2016
20.08.2016
Lne.es »

El Rally Princesa arraiga en Oviedo

La Manjoya se convertirá en una pequeña "ciudad del motor" y será uno de los escenarios clave de la competición, junto a la Losa y el Calatrava

20.08.2016 | 04:05
Salida del rally en la calle Fruela, en una edición anterior de la prueba.

El Rally Princesa de Asturias se asienta en Oviedo edición tras edición. En años anteriores la carrera tuvo otras ciudades de la geografía asturiana como principal sede, dejando en Oviedo los aspectos más ceremoniales. Sin embargo, en la próxima edición, zonas como La Manjoya y Ribera de Arriba serán puntos álgidos del frenético ritmo de la prueba, para disfrute de los aficionados. La competición, que se celebrará los días 8, 9 y 10 de septiembre, tendrá la ciudad como sede oficial, que acogerá a los más de 300 participantes inscritos hasta la fecha.

El fragor de los dos días de carrera se vivirá en La Manjoya, que se convertirá en una auténtica "ciudad del motor". La zona residencial de Llamaoscura, que quedó en estado de semiabandono tras la crisis de la construcción, será la zona de asistencia del rally, como en la edición anterior, aunque en esta ocasión asumirá mayores competencias. Aquí, las más de 150 escuderías inscritas establecerán sus tráileres y casetas donde trabajará los ingenieros. El flujo de coches será constante, pues es el punto donde los competidores acudirán a repostar, recibir apoyo técnico y mecánico y efectuar las reparaciones convenientes en sus bólidos para poder superar los casi 195 kilómetros de trazado. Además, los pilotos tendrán aquí su zona de esparcimiento, con cafeterías para reponer fuerzas en sus descansos e incluso una zona de aparcamiento para sus coches personales. De esta manera, para los aficionados, La Manjoya se convertirá en su particular "meca" del rally.

Ribera de Arriba también tendrá una importancia capital en el desarrollo de la prueba. El Puente Nuevo será el punto de reagrupamiento del primer día de rally. En un carrera de este tipo, los coches suelen salir con un minuto de diferencia con el anterior para recorrer los distintos tramos del recorrido. Normalmente, tras varios tramos, los vehículos necesitan dejar la carrera para recibir asistencia mecánica, por lo que a la larga se produce un vacío entre los coches antes de recorrer el siguiente tramo. De esta manera, Ribera de Arriba servirá como punto de encuentro de los corredores para equilibrar los tiempos del rally. Los aficionados tendrán la oportunidad de observar, durante quince o veinte minutos. la espectacular imagen de los coches que sucesivamente efectuarán sus paradas en el puente colgante.

Por su parte, la Losa será el punto de la salida protocolario de la prueba el día 8, a las 20.00 horas. Además, durante los tres días, la Plaza de los Ferroviarios se convertirá en el parque cerrado de los vehículos, por lo que los fans podrán disfrutar de una enorme exhibición de coches en los momentos en los que la carrera esté detenida. La meta también estará situada en la Losa, donde el día 10 a las 19.30 horas se entregarán los trofeos a los ganadores de esta histórica prueba que hará que Oviedo sea durante tres días un referente del mundo del motor.

El centro de la competición, que celebra con esta su edición número 53, será el Palacio de Congresos de Buenavista. Las verificaciones tanto previas como finales, la entrega de documentación a los pilotos y las distintas ceremonias se celebrarán desde el día 6 en el edificio de Calatrava, que será oficialmente la sede general del rally, puntuable en varias categorías tanto a nivel nacional como europeo.

La competición también contará con otros puntos fuera del concejo ovetense, con verificaciones y reagrupamientos en Siero, Infiesto y Lugones. Por su parte, Riosa y Llanera acogerán dos tramos cronometrados del recorrido de la prueba. Asimismo, la segunda etapa de la carrera se realizará en trazados ubicados en Villaviciosa, Siero, Colunga y Piloña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine