24 de noviembre de 2016
24.11.2016
Lne.es »

Del Páramo: "Debemos potenciar la relación del Campo con la ciudad"

Los expertos coinciden en la necesidad de ampliar el parque de San Francisco y redefinir su papel como corazón del casco urbano

24.11.2016 | 03:50
De izquierda a derecha, Felipe Díaz-Miranda, Jacobo Blanco, Ignacio Fernández del Páramo y Ana Piquero.

El Campo San Francisco, el corazón verde de Oviedo, necesita restañar sus heridas, según han acordado el Colegio de Arquitectos y el Ayuntamiento. Los primeros han hecho un diagnóstico de la situación y han aportado una serie de ideas. Los segundos, los políticos, han abierto un proceso de participación ciudadana para someterlas al juicio popular. El objetivo es conseguir que el Campo se integre mejor en la ciudad.

El Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA acogió ayer la presentación oficial del proceso, que constará de varias partes: una de ellas será la visita al parque que prevista para el próximo sábado a las 12.00 horas, guiada por el arquitecto Felipe Díaz-Miranda, quien defendió la idea de ampliar el Campo, conectarlo con el resto de la ciudad y acercarlo a grandes vértices de Oviedo, como El Campillín, la Plaza de España o la calle Viaducto Marquina, que desemboca en la Losa.

Esa visión espacial de la ciudad, configurada en torno al corazón vegetal que hoy late sin demasiada fuerza, centró la argumentación de Díaz-Miranda , que calificó al parque actual de "recinto aislado, cuyas arterias queremos que discurran con mayor fluidez", indicó.

En la misma línea, Ignacio Fernández del Páramo, concejal de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Oviedo, aseguró que el espacio y sus aledaños necesitan una nueva "dignificación" como punto de encuentro, y anunció que tras analizar el entorno del parque se emprenderá una revisión del Plan de Movilidad Sostenible de la ciudad. El concejal de Somos Oviedo, que aprendió a montar en bici por las senda del parque, reconoció que hoy sus hijos no podrían ir solos para hacer lo mismo. "Debemos resolver el problema de movilidad del Campo de una forma reflexiva y común, y desde una perspectiva peatonal.

"El Ayuntamiento está dentro de este proceso para potenciar la relación de ese elemento con el resto de la ciudad", aclaró el concejal, que ante las preguntas de las personas del público, aseguró que las aportaciones de la gente en el proceso "tendrán un peso muy importante a la hora de elaborar las conclusiones finales". Jacobo Blanco, de Pragma-Sociología, recalcó que todos los ovetenses están invitados a participar "ya que en definitiva, lo que persigue todo esto es mejorar la ciudad", resaltó. Ana Piquero, vocal de Urbanismo del Colegio de Arquitectos manifestó su satisfacción por un proceso innovador "que persigue mejorar la calidad del espacio público de la ciudad contando con los ciudadanos, que son los protagonistas", comentó.

Díaz-Miranda opinó que el gran acierto es el enfoque, "con la aplicación de la sociología a este proceso modélico, para el que solicito la máxima colaboración y participación", reclamó.

A su juicio, el campo había sido escenario de múltiples historias de la ciudad, pero nunca protagonista. "Hoy sí le toca erigirse en protagonista, como corazón de la ciudad corazón de muchos ovetenses", remarcó el arquitecto. El objetivo será "lograr un espacio con el que todos estemos identificados". El documento que hace un prediagnóstico de los "achaques" del Campo, está disponible en la web del Ayuntamiento. Uno de sus capítulos habla de la necesidad de mejorar la conexión con otras áreas. Mañana a las 18.00 horas el Colegio de Arquitectos acogerá otra sesión explicativa abierta al público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine